Tel Aviv/Mizpe Hila, 18 oct (dpa) - Noam Shalit, el padre del soldado israelí Gilad Shalit, liberado hoy tras más de cinco años de cautiverio, agradeció hoy públicamente al gobierno y a la opinión pública por su apoyo y afirmó que espera que su hijo “pueda volver a la normalidad”.

En declaraciones realizadas frente a su casa en Mizpe Hila, en el norte de Israel, el padre afirmó: “Es como si nuestro hijo hubiera nacido de nuevo”. Gilad Shalit, de ahora 25 años, estuvo en manos de Hamas durante más de cinco años. A cambio de su liberación, Israel se comprometió a liberar a más de 1.000 presos palestinos, algunos de los cuales ya salieron hoy de las cárceles.

“Gilad está bien”, agregó. Sin embargo, explicó que su hijo aún sufría por algunas heridas ya que todavía tiene esquirlas en su cuerpo. Las heridas no fueron tratadas bien durante el secuestro y además estuvo poco expuesto a la luz del sol.

En cuanto a los detalles de su cautiverio, el padre dijo: “No hablé mucho con él, sólo lo abracé fuerte”. Según dijo, su hijo necesita cuidado ahora. “Permítanle volver lo antes posible a la normalidad”, pidió a los periodistas.

“Hoy ponemos fin a un largo y exhaustivo viaje que comenzó en junio de 2006 y terminó después de cinco años y cuatro meses en octubre de 2011″, afirmó Noam Shalit en sus primeras declaraciones públicas tras la liberación de su hijo.

El padre del soldado afirmó que el helicóptero que lo trasladó a su ciudad natal, Mitzpeh Hila, en el norte de Israel, voló en círculos para que Gilad pudiera ver a los miles de personas que se habían reunido para darle la bienvenida.

Agregó que Shalit estuvo “en muy duras condiciones” de detención en sus primeros años de cautiverio, pero que “especialmente en los últimos años, el trato mejoró”.

actualidad » en esta sección

buscador