Kabul, 19 oct (EFE).- Los talibanes se felicitaron hoy por el canje de 1.027 prisioneros palestinos por el soldado israelí Guilad Shalit, y lo calificaron de triunfo de “la voluntad de la nación musulmana-palestina y “uno de los mayores golpes a los sionistas”.

En un comunicado, los seguidores del mulá Omar afirmaron que el golpe es tal que “incluso el jefe del régimen sionista, Benjamín Netanyahu (primer ministro israelí), reconoce que es lo más difícil que ha hecho una administración israelí en la historia”.

Según la nota, publicada a través del portal web de los talibanes afganos, el intercambio lanza el mensaje a las “naciones musulmanes oprimidas que la resistencia contra los invasores es legítima” y “una obligación religiosa”.

Los talibanes felicitan a la milicia palestina Hamás por haber cerrado el trato con el gobierno israelí y muestran su esperanza de que se libere “toda la tierra ocupada de Palestina”, para que sea “un país independiente que pueda vivir con el esto de pueblos libres”.

No es habitual que la milicia afgana, con un agenda política muy centrada en Afganistán, se pronuncie públicamente sobre asuntos referentes a otros países y menos aún de fuera de su zona.

Shalit fue capturado en 2006 por milicianos del brazo armado de Hamás, las Brigadas Azedín al Kasam, y de otros dos grupos palestinos, los Comités Populares de Resistencia y el Ejército del Islam, cuando hacía guardia junto a la frontera con Gaza.

Ayer se inició su canje por 477 palestinos encarcelados en Israel, algunos de ellos destacados líderes de la resistencia, y en unos dos meses se prevé la excarcelación de otros 550 reos cuyos nombres serán decididos por Israel.

actualidad » en esta sección

buscador