En el sector Peronilo del municipio Ayacucho, al noroeste del Táchira, a poco más de un kilómetro de la frontera con Colombia se hallaron restos humanos cercenados e incinerados.

Jesús Alberto Berro, director de PoliTáchira, indicó que los cuerpos fueron dispuestos en bolsas plásticas según indicaron moradores de la zona. A causa de su avanzado estado de descomposición fueron llevados a la morgue del Cementerio Municipal de San Cristóbal por comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas para la autopsia de Ley, así lo reseño el diario El Nacional en una nota de Eleonora González.

“Se está desplegando una actividad de inteligencia, de trabajo de investigación incluso binacional”, dijo Berro pues no se descarta que las víctimas sean de Colombia y hayan liberado sus cadáveres en Venezuela.

Berro indicó que los resultados de las pruebas a los cuerpos podrán determinar si los restos corresponden a los de tres personas venezolanas de la misma zona que están desaparecidas desde hace varios días y que están identificadas como Luis Francisco Prato Sierra, Greggson Blanco Rodriguez y Edgar Medina Vega.

“Sería prematuro e irresponsable decir que se trata de estas personas
. Eso lo determinará las ciencias forenses”, agregó Berro.

Marlon Arellano, habitante del municipio y quien tiene un familiar desaparecido se acercó hasta la morgue para tratar de verificar si uno de los cuerpos corresponde al de su pariente.

“Mi hermano es Greggson Blanco Rodríguez, tiene 26 años. Estaba en perfectas condiciones, trabajando en su finca y no sabemos más nada desde su desaparición”, dijo el hombre quien indicó que el municipio Ayacucho esta seriamente afectado por las acciones de los delincuentes.

Con información de El Nacional

actualidad » en esta sección

buscador