Foto: AFP PHOTO/ LOUAI BESHARA

TRÍPOLI, 19 octubre 2011 (AFP) – El Consejo Nacional Sirio (CNS), principal coalición opositora al régimen del presidente Bashar al Asad, amenazó este miércoles en Trípoli con pedir la intervención de la comunidad internacional para proteger a los civiles de la represión “irresponsable” de Damasco.

“Si el régimen sigue siendo irresponsable — y hemos observado que durante las últimas 48 horas respondió a la iniciativa árabe con más matanzas, con 35 muertos en Homs– en ese caso, nuestro principal objetivo es instar a proteger a los civiles“, declaró uno de los miembros del CNS, Najib Ghadbian.

Esta ayuda exterior podría, según él, materializarse en una zona tapón o una zona de exclusión aérea, según el modelo de la decretada por Naciones Unidas en Libia para proteger a los civiles de la violenta represión liderada por el derrocado dirigente Muamar Gadafi.

“No es lo mismo que pedir una intervención militar de fuerzas extranjeras“, insistió durante esta visita a Libia, único país que reconoce al CNS como representante legítimo del pueblo sirio.

La Liga Árabe pidió el domingo una “conferencia de diálogo nacional” en El Cairo entre el gobierno sirio y la oposición para poner fin a la violencia y “evitar una intervención extranjera”.

Según Ghadbian, “hay una presión creciente desde el interior de Siria, procedente principalmente del régimen (…) que empuja al movimiento de protesta a tomar las armas”.

“Creemos, y es una cuestión de principios, que conservar el carácter pacífico de la revolución es la mejor manera de hacer caer este régimen”, añadió.

La represión de las manifestaciones hostiles al régimen de Asad causó 3.000 muertos, en su mayoría civiles, según la ONU.

actualidad » en esta sección

buscador