Foto: REUTERS/Ueslei Marcelino

Venezuela debe respetar sus compromisos internacionales y acatar la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) que restablece los derechos políticos del líder opositor Leopoldo López, pidió este miércoles un portavoz del Departamento de Estado.

“Nos unimos a la Corte, así como a (la organización independiente) Human Rights Watch y a otros observadores para pedir a Venezuela que se adhiera a sus compromisos internacionales”, dijo el portavoz, Mark Toner, en rueda de prensa.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano ratificó el lunes que López está inhabilitado hasta 2014 para ejercer cualquier cargo público, pero le autorizó en cambio a presentarse a las elecciones presidenciales de 2012.

La compleja sentencia del TSJ fue en respuesta a la orden de la Cidh, con sede en San José, que exigió que se le reinstalen los derechos políticos a López.

Esa decisión del TSJ “parece entrar en contradicción” con los compromisos internacionales venezolanos, añadió Toner.

López, ex alcalde de un municipio de Caracas, anunció que tiene la intención de presentarse a las presidenciales.

Críticas a la multa impuesta a Globovisión

El portavoz de Departamento de Estado Mike Toner dijo en su conferencia de prensa diaria que “los medios de comunicación deben tener la libertad de cubrir noticias importantes, incluyendo las controversiales, sin temor de represalias gubernamentales”.

El gobierno venezolano impuso el martes una multa equivalente a 2,16 millones de dólares al canal de noticias Globovisión por difundir un motín que se presentó en la cárcel central de El Rodeo, sanción que la televisora aseguró que es “impagable” y lo llevará a la quiebra.

El gobierno venezolano dijo que la televisora incurrió en “apología al delito” al incitar al “desconocimiento del ordenamiento jurídico”, la “alteración del orden público” y fomentar la zozobra, el odio y la intolerancia.

Con información de AFP y AP

actualidad » en esta sección

buscador