Foto:EFE/Presidencia Yemen

Saná, 19 oct (EFE).- El presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, aseguró hoy que solo firmará la iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) para abandonar el poder si tiene garantías de Europa, EE UU y los países del CCG.

Yo firmaré el plan. Presenten garantías, una del Golfo, una segunda europea y una tercera americana“, dijo Saleh dirigiéndose a la oposición durante una reunión con el gobernante Partido del Congreso Popular General.

Para el mandatario yemení, “estas tres garantías es preciso que acompañen la iniciativa del Golfo”, que fue propuesta el pasado abril por el CCG -integrado por Arabia Saudí, Omán, Catar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Baréin- y que él se negó a suscribir hasta en tres ocasiones.

Saleh citó cinco puntos que deben cumplirse para que la iniciativa se llevo a cabo, entre ellos que el traspaso de poder sea pacífico, se garantice la unidad y seguridad del Yemen, y se satisfaga las ambiciones del pueblo en el cambio y la reforma.

Asimismo, acusó a los partidos de la oposición, que en un principio firmaron el plan del Golfo, de “huir de su cumplimiento”.

Denunció que tratan de “ganarse la simpatía de la comunidad internacional e instigar al Consejo de Seguridad (de la ONU) contra la soberanía e independencia del Yemen para que triunfe el plan golpista y de sabotaje lejos de la iniciativa del Golfo”.

El plan del CGG estipula que Saleh traspasara el poder al vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, en el plazo de 30 días tras la firma de la iniciativa, y la celebración de elecciones dos meses después.

Durante su alocución, Saleh afirmó que a su vuelta de Arabia Saudí, donde estuvo hospitalizado para curarse de las heridas sufridas en un atentado el pasado junio, llegó dispuesto a entablar un diálogo para poner fin a la crisis, pero la oposición no respondió a este llamamiento.

Nuestros problemas no se resolverán desde fuera sino en el interior“, agregó el presidente, quien señaló que “el país atraviesa por una crisis que empeora día a día”.

Aprovechó para acusar de nuevo a la oposición de ser “una fuerza extremista, golpista, fuera del sistema y de la ley”.

El mandatario indicó que los opositores solo tienen “ánimos de venganza y revancha” y se preguntó: “¿Cómo pueden hablar de manifestaciones pacíficas cuando las acampadas las hacen con armas?”.

Desde el pasado 27 de enero, Yemen vive una revuelta popular contra el régimen de Saleh, presidente del Yemen desde la unificación entre el norte y el sur de 1990, aunque desde 1978 era el gobernante de Yemen del Norte.

actualidad » en esta sección

buscador