Fráncfort (Alemania), 19 oct (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se reunieron hoy en Fráncfort para acercar posturas de cara a la crucial cumbre de líderes de la eurozona que se celebrará el domingo.

El encuentro, que se prolongó durante algo más de hora y media, tuvo lugar en la antigua ópera de la capital financiera alemana, a donde había acudido Merkel y otros líderes de la UE para homenajear al presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, que a final de mes concluye su mandato de ocho años.

Aunque ninguno de los dos líderes quiso hacer declaraciones al final del encuentro, el objetivo de la reunión era intentar acercar sus posturas, a cuatro días de la cumbre de líderes de la eurozona en Bruselas.

En círculos económicos y comunitarios se apunta que Berlín es favorable a un impago parcial de Grecia, algo que París no desea para que no se vea afectada su banca y, en segundo término, su ya cuestionada máxima calidad crediticia ‘AAA’.

Además, Francia apuesta porque el fondo de rescate europeo Feef sea la primera instancia empleada para recapitalizar a las entidades financieras con problemas de capital, algo que Alemania no desea, ya que prefiere que sea cada país el que asista a su sector bancario en primer término.

La distancia es tal, según los analistas, que Sarkozy decidió ir personalmente a Fráncfort, algo que no estaba previsto en su agenda, para entrevistarse cara a cara con Merkel, cuando en principio tan sólo pensaban mantener una conversación telefónica, tal y como había anunciado por la mañana una portavoz del gobierno galo.

En el encuentro, celebrado en una sala del segundo piso de la antigua opera de Fráncfort, participaron también otros líderes de la UE y de la eurozona que habían acudido a la ciudad alemana a tomar parte en el homenaje a Trichet.

Entre ellos se encontraban el presidente de la Comisión Europea (CE), Jose Manuel Durao Barroso, el jefe del eurogrupo, Jean-Claude Juncker, el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, así como algunos comisarios europeos y varios ministros de Finanzas de la eurozona.

Asimismo participaron en la reunión Trichet y su sucesor, el italiano Mario Draghi, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

Merkel y Sarkozy se reunieron el pasado domingo 9 de octubre, en Berlín, y ahí se comprometieron a presentar antes de final de mes una “solución duradera” para atajar definitivamente los problemas de capitalización de la banca europea y la crisis de la deuda griega.

actualidad » en esta sección

buscador