Imagen de referencia. Foto: Alexander Gómez / MPPRIJ / archivo

WASHINGTON, 19 octubre 2011 (AFP) - Venezuela no coopera en la lucha antinarcóticos y las razones para ello son confusas, expresaron este miércoles altos responsables del gobierno estadounidense en una audiencia en el Congreso para evaluar la ayuda a la región andina.

En el caso de Bolivia, otro país que decidió cortar prácticamente toda colaboración con Washington, la información que se recibe desde países vecinos indica que algunos jefes de carteles de Colombia o México se están trasladando a ese país para huir de la presión policial, según Rodney Benson, jefe de inteligencia de la Administración Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Venezuela sigue siendo la principal plataforma de tránsito de cocaína en el subcontinente rumbo a América Central y luego a México y Estados Unidos, pero solamente un 1% de la coca que produce Bolivia alimenta el mercado estadounidense, enumeró ese responsable.

La audiencia fue convocada por un grupo de senadores (caucus) interesados en la lucha antidrogas, en momentos en que hay que reautorizar ciertos programas de cooperación para la región.

“Claramente Venezuela está adquiriendo importancia para las organizaciones de traficantes de droga. En estos momentos tenemos (solamente) un agente en el país y necesitamos reconstruir (la cooperación) con las autoridades”, explicó el responsable de la DEA.
“Claramente hemos retrocedido varios pasos, pero no conocemos las razones”, indicó.

Venezuela es un problema para Washington en la región, dice Whitaker

Políticamente Venezuela es el mayor problema para Washington en la región, por sus vínculos con Irán, Siria o Cuba, además de pelear constantemente la influencia estadounidense en América Latina.

El gobierno del presidente Hugo Chávez acusó en 2005 a la DEA de traficar a su vez con drogas en el país y luego expulsó al embajador en 2008, recordó Kevin Whitaker, subsecretario adjunto para América Latina del Departamento de Estado.

“Es difícil entender lo que están haciendo” los líderes del régimen venezolano, salpicado por escándalos de corrupción que “se han desatado” en el país, comentó Whitaker.

“Hugo Chávez ha dicho que quiere ser presidente para el resto de su vida. Si esa es la teoría, no le interesa alentar o permitir entidades que pueden llegar a amenazar la autoridad del gobierno central”, añadió.

Cooperación venezolana en lucha antidrogas es “esporádica e impredecible”, dice Brownfield

La cooperación venezolana es “esporádica e impredecible”, añadió William Brownfield, responsable de la lucha antidrogas del Departamento de Estado.

“Tenemos que abrirnos a otros socios, a organizaciones internacionales para controlar los flujos que emanan de la República Bolivariana”, sugirió.

actualidad » en esta sección

buscador