Los Teques, 19/10/2011.- El cerco presupuestario al que tienen sometidos a los estados y las deudas que han sido ampliamente denunciadas en las Cumbres de Gobernadores, exigen a la Dirección de Educación del Ejecutivo regional a asignar prioridades en los pagos, así lo aseveró Juan Maragall, secretario para el Progreso Educativo de Miranda.

Maragall detalló que la deuda que mantiene el Ejecutivo nacional con las gobernaciones “nos lleva a darle prioridad a los compromisos como los sueldos de noviembre y diciembre, los aguinaldos y el Programa de Alimentación Escolar, mientras que la Proveeduría Escolar y la tercera parte del Bono para los docentes tendrán que esperar unas semanas”.

Recordó que los recursos financieros de los créditos recientemente aprobados no han llegado en su totalidad y frente a esta situación es una responsabilidad garantizar lo básico. “No podemos arriesgar los sueldos de nuestros docentes y los aguinaldos que son fundamentales para la vida de una familia. Tampoco podemos permitir que la alimentación de nuestros niños y adolescentes se vea afectada”.

El Secretario para el Progreso Educativo de Miranda dijo que el Ejecutivo regional invierte más del 50% de su presupuesto en la educación. “Esta es una cifra histórica, puesto que hasta el 2008 la inversión educativa nunca excedió el 23%. Sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos que estamos haciendo, la deuda que el Gobierno nacional mantiene con la entidad está afectando el cierre económico del último trimestre de este año”.

Maragall explicó que desde enero 2009 han sido atendidos con seriedad y diligencia los requerimientos de los profesionales de la enseñanza. “Esta es la primera vez en casi 3 años que nos vemos obligados a postergar un pago, comprendemos que la situación económica es difícil para todos, pero tenemos que actuar como administradores responsables ante la deuda que mantienen con nuestro estado”.

Vía Prensa Miranda

actualidad » en esta sección

buscador