Monterrey (México), 20 oct (EFE).- Un coche bomba estalló hoy en la ciudad de Monterrey, en el norte de México, al paso de un convoy militar, sin que hasta el momento se reporten heridos, aunque sí daños materiales, informaron fuentes oficiales.

El estallido se registró pasadas las 04.00am, luego de que un grupo de sicarios a bordo de un auto compacto color rojo logró que una patrulla militar que vigilaba el barrio la Ladrillera, en el sur de la ciudad, los siguiera hasta el lugar donde estaba el coche bomba.

La explosión, ocurrida en la avenida Revolución al frente de un taller mecánico, destruyó por completo el vehículo, causó daños al pavimento, abrió un hoyo en la pared del inmueble y rompió vidrios en los alrededores.

Una fuente de la fiscalía del norteño estado de Nuevo León, cuya capital es Monterrey, dijo a Efe que “la Procuraduría General de la República (PGR) se hará cargo de la investigación para determinar qué tipo de explosivo usaron en el atentado”.

La utilización de coches bomba para atacar a las fuerzas de seguridad que combaten el crimen organizado es poco habitual en México.

Uno de los más graves se registró en julio de 2010, cuando el estallido de un coche bomba en la norteña Ciudad Juárez dejó cuatro muertos -dos policías, un socorrista y un médico-, en represalia por la detención horas antes de un capo del narcotráfico en esa urbe.

Nuevo León es un estado asolado por la violencia del crimen organizado desde que los cárteles del Golfo y de Los Zetas, que operan en esa región, se declararon la guerra en 2010.

Además, ambos organizaciones se enfrentan a las fuerzas federales enviadas a esa región en el marco de la lucha contra el crimen organizado lanzada por el presidente mexicano, Felipe Calderón, al inicio de su mandato, en diciembre de 2006.

actualidad » en esta sección

buscador