Foto: EFE / Harold Escalona

“¡Que se imponga la justicia!”, exclamó el Presidente de la República esta tarde refiriéndose a la sentencia dictada contra los comisarios Vivas, Forero y Simonovis, así como a los funcionarios de la PM.

Desde el Palacio de Miraflores, ante miles de simpatizantes que se han congregado para conmemorar junto al Presidente de la República los sucesos del 13 de abril de 2002, Chávez ha celebrado que “por fin hayan condenado a un pequeño grupo de los asesinos de Puente Llaguno. ¡Ya era hora!”.

“¿Hasta cuándo tanta impunidad en Venezuela? ¡Tiene que acabarse la impunidad!” pidió Chávez ante la multitud que coreaba “¡Justicia, justicia!”.

“¿Hasta cuándo tanta impunidad en Venezuela? ¡Tiene que acabarse la impunidad!”

Por los sucesos del 11 de abril del 2002, los comisarios Henry Vivas, Lázaro Forero, ex jefe y subjefe de policía metropolitana; e Iván Simonovis, ex secretario de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía Metropolitana, fueron condenados a 30 años de cárcel por ser “cómplices necesarios” en los asesinatos de dos manifestantes pro-oficialistas, el intento de homicidio de otros dos, y por las “lesiones” que sufrieron doce personas, según señala el comunicado del Ministerio Público.

Asimismo fueron sentenciados los policías metropolitanos, Luis Molina, Erasmo Bolívar, Julio Rodríguez, Héctor Rovaín, Arube Pérez Salazar y Marcos Hurtado.

El jurado absolvió y ordenó la libertad inmediata del policía Rafael Neazoa, y condenó por “encubrimiento” al policía Ramón Zapata a tres años de prisión, que como ha pasado seis años en la cárcel esperando sentencia se ordenó su liberación, refiere el escrito de la Fiscalía.

“Ahora han comenzado una agresión abierta y descarada contra la juez que tomó una decisión -estoy seguro- absolutamente ajustada a derecho”

El mandatario aprovechó esta noche la oportunidad para “hacer un reconocimiento a quienes han luchado tanto porque haya justicia, a los sobrevivientes de la masacre de Puente Llaguno, a los familiares de las víctimas y los mártires de Puente Llaguno, a un conjunto valiente de hombres y mujeres, sus abogados defensores, un grupo de fiscales y jueces que se han atrevido a hacer justicia”.

Chávez recordó además al fiscal Danilo Anderson, quien falleció debido a un atentado con explosivos colocado en su automóvil, asegurando que “la oligarquía venezolana lo eliminó, porque era precisamente uno de los pocos fiscales que en aquel momento asumió la batalla para hacer justicia después del golpe del 11 de abril”.

El Presidente también defendió a la jueza que emitió la sentencia contra los comisarios y funcionarios de la PM, Marjorie Calderón, y denunció una presunta campaña mediática en su contra.

“Ahora han comenzado una agresión abierta y descarada contra la juez que tomó una decisión -estoy seguro- absolutamente ajustada a derecho”, apuntó que “la burguesía con sus medios de comunicación arremete contra el tribunal, contra los fiscales, es decir, contra el Estado, es decir contra el pueblo, es decir, contra la justicia. ¡Eso se llama subversión y nosotros no podemos tolerarlo a nadie!”, advirtió el Mandatario.

En este orden de ideas llamó a los órganos correspondientes a que “hagan lo que tienen que hacer en relación con los medios de comunicación que de manera descarada están tratando de subvertir el país”.

actualidad » en esta sección

buscador