Foto: Archivo

Hoy Sebastiana Barraez, para el Semanario Quinto Día relata los terribles casos de secuestro de menores de edad en el país. En 2008 la cifra llegó a casi 60 menores secuestrados, mientras este año, la cuenta ya va por 50.

Esta es la columna completa de Sebastiana Barraez para el Semanario Quinto Día:

SECUESTROS. Una nueva y aberrante modalidad la de los delincuentes en Venezuela. Secuestran bebés, niños y menores de 18 años. La mayoría son chicos que iban a escuelas, colegios o liceos, algunos en parques infantiles. Sólo uno, hasta ahora, se lo llevaron de su casa en el estado Sucre.

El Centro Comercial Dorado en Barinas fue escenario de varios secuestros el año pasado. La mayoría de estos secuestros extorsivos han ocurrido en Barinas, Anzoátegui, Caracas y Sucre. Gracias a Dios no ha muerto ningún niño secuestrado; tampoco golpeado o abusado sexualmente.

Aunque hubo una muchacha secuestrada en San Antonio del Táchira, cuyo marido la mando a secuestrar; los secuestradores la violaban todas las noches que estuvo en cautiverio. El año pasado una chica de 16 años terminó en una relación amorosa con uno de sus captores.

CIFRAS. En el 2008 el secuestro de niños y adolescentes fue de casi 60, pero este año ya van cerca de 50 niños en lo que va de año. Antes secuestraban a niños entre 9 y 12 años, ahora incluso secuestran bebés de un año. En Maracay uno de los padres estaba comprometido en el secuestro de su hijo. “Los niños mayores de 9 años hasta adolescentes es más fácil para manejar”, dice un funcionario antisecuestro que pidió no ser identificado.

Muchos casos no son denunciados. Algunos lo hacen después que el niño aparece. El manejo de los niños en secuestro es muy difícil, más aún si son bebés y son amamantados o toman tetero. “Por fácil manejo y la contraprestación es más rápida cuando tienen entre 9 y 16 años”. No sólo la clase media y alta es víctima. Aunque no sea por extorsión se llevan a niños muy humildes como ocurrido en Puerto La Cruz en el barrio Los Yaques; un hombre atrae a una niña cerca de la escuela y la invita a una bodega a comprar caramelos; allí la sedan y se la llevan. Al mes apareció en Guárico pidiendo dinero en las calles.

CASOS. Por la edad de los secuestrados y para protegerlos no debemos revelar sus identidades. Un chico de 16 años fue liberado. Un niño de 6 años fue rescatado en Barinas. Un bebé de 2 años rescatado en Barinas.

El caso conocido como El Chinito fue ejemplarizante, porque el niño permanecido una semana en cautiverio (del 19 al 25 de enero) y al momento de ser rescatado hubo 1 muerto y dos mujeres detenidas; a ese niño se lo llevaron del negocio de su padre. Otro caso fue el de un niño de 2 años, producto de una simulación de hecho punible. En El Tigre, Anzoátegui, se llevaron a un niño español de 10 años y su familia pagó Bs. 300 millones (BF 300 mil) para liberarlo. A una muchacha de 15 años se la llevaron de Píritu.

A uno de 13 años lo secuestraron en El Tigre. En Barinas fue secuestrado un adolescente de 16 años en el barrio Mirarden; fue liberado por presión policial. A un bebé de un año lo secuestraron en Sucre; la madre pagó y le dejaron el niño en la urbanización.

Un varón de 9 años fue rescatado por el GAES Zulia. Otro de 17 fue secuestrado en Anzoátegui. Un niño de 5 años fue secuestrado en Caracas.

En El Tigre y Anaco estuvieron un mes llevándose jovencitos. En Caracas se llevaron a una niña de 1 año que luego fue rescatada. En El Tigre en una semana se llevaron a 4 muchachos. Los agarran saliendo o entrando del colegio. En el Zulia una dama llegaba al colegio con su nieto cuando unos desconocidos levantaron al niño y se lo llevaron. A finales del año pasado la madre de un niño lo secuestró y el GAES lo encontró viendo televisión.

RENTABLE. El secuestro de niños trae mayor presión sobre la familia y los cuerpos de seguridad. En Barinas existía una banda llamada Los Menores que se dedicaba a secuestrar niños y adolescentes; estaba integrada por menores de edad (alias Macaco, alias La Catira) y la liderizaba Rafaelito, un joven de 16 años que llevaba 14 secuestros cometidos. La banda de 5 personas fue desmantelada en febrero 2009, cuando los agarraron llevándose a un niño. “Los padres tienden a ser menos receptivos a las orientaciones del proceso”, confiesa un funcionario del GAES.

actualidad » en esta sección

buscador