Para mantenerse en el poder judicial en estos días hay que ser una suerte de Indiana Jones. Ya no importa cómo se llega a ser parte del mismo. Ahora el problema mayúsculo es agacharse cuando pasa la guillotina. Nitu Pérez Osuna comenta, en su columna de hoy en “El Mundo” la situación del poder judicial.

Extraído de la columna de hoy de Nitu Pérez Osuna en “El Mundo“:

Para mantenerse en el poder judicial en estos días hay que ser una suerte de Indiana Jones. Ya no importa cómo se llega a ser parte del mismo. Ahora el problema mayúsculo es agacharse cuando pasa la guillotina. El dato, entonces, es estar pendientes de la trayectoria de la hojilla y adelantarse a los motivos que la desatan. Veamos algunas de esas razones:

1) si se tomó alguna decisión contraria al régimen o simplemente favorable a alguno de los enemigos del mismo, pues….nada vale. La molienda se inicia con ferocidad y los alegatos pasan a ser los de “malandro, contrarrevolucionario, etcétera”. Se puede llegar hasta una reforma constitucional para hacer pagar la afrenta de una decisión no cónsona con los intereses revolucionarios;

2) si se sentencia contra alguno de los favoritos del régimen
automáticamente éste le pondrá la piedra con quienes todo lo deciden…y zás….la cabeza rodará;

3) si se perturba la paz de quienes usufructúan el régimen aunque nada tienen que ver con el mismo….con seguridad se oirá el sonido del acero afilado en desplazamiento. Como se verá, nada importa si no se sabe de Derecho, ni siquiera si se roba y mucho menos son relevantes el conocimiento y los méritos judiciales, en los raros casos en los cuales existen. Lo importante es ser parte de la foto del poder…aunque sea como asomados, convidados de piedra e incluso, con cara de asustados.

Esta es la política judicial revolucionaria…con el agravante de que cada cierto tiempo las revoluciones necesitan de chivos expiatorios para culparles de las ineficiencias del régimen….y así sacrificar a quienes menos duelen….pregúntenle a Fidel si no es así.

Noticias anteriores sobre este mismo temah2>

Teodoro Petkoff cuestionó ayer, en su editorial de “Tal Cual“, la independencia del Poder Judicial a raíz de la destitución de la Juez que acordó la libertad de los implicados en el Caso Lapi. Hoy estuvo en el programa radial de Miguel Angel Rodríguez en Radio Caracas e insitió en el tema. Escuche el audio del programa. También hoy Marta Colomina trató el punto en su conversación con Pedro Penzini

Si no puede escucharlo o lo desea hacer en su PC pulse aquí

Extraído del editorial de “Tal Cual” de ayer:

Esa ex jueza, puede apostarse, es chavista y casi con seguridad pertenece a las promociones Velásquez Alvaray. Su sentencia, sin embargo, muy probablemente, se explica porque no pudo encontrar ni en el Código Penal ni en el COPP ningún artículo que pudiera permitirle dictar un auto de detención. Habrá pensado ella que no se puede ordenar la detención de nadie simplemente porque le sale del forro a Pedro Carreño. Por eso la jueza, chavista y todo, o tuvo más remedio que aplicar la ley. No recordó que en este país la ley es lo que Yo El Supremo y sus acólitos digan. Y para que no lo olviden, ni ella, ni ningún otro juez o jueza que todavía no haya caído en cuenta de ese principio “revolucionario”, fue destituida. El mensaje está muy claro: el gobierno no puede perder ningún pleito en los tribunales.

¿Independencia del Poder Judicial? ¡Pamplinas! En Venezuela el Estado es Chávez. Uno y único. Si, como dijera éste, “en un tribunal supremo”, alguien no lo piensa así, ya está avisado vía Asamblea Nacional: tal como lo pusieron lo quitan.

Noticia publicada con anterioridad

La jueza Alcy Villañales, que decretó la libertad de los 29 imputados por la fuga del ex-gobernador de Yaracuy, Eduardo Lapi fue destituída el Viernes Santo, según informa hoy el diario Panorama. También habrían sido destituñidas otras juezas del mismo circuito judicial.

Según asegura la abogada Norma Delgado fueron destituidas cuatro juezas del Circuito Judicial del estado Yaracuy, tras la libertad cautelar de los 29 investigados por la evasión del internado judicial de San Felipe, Eduardo Lapi. Norma Delgado es la abogado defensor de uno de los detenidos por este caso.

Afirma que fue destituida la presidenta del Circuito judicial de Yaracuy, Gladis Torres, junto con las juezas María Consuelo Carpio, Leidy Pacheco y Alcy Maité Vinales, quien estaba al frente del juicio de los detenidos por el caso Lapi.

Otros

También los abogados vinculados con la defensa de los custodios y de los militares detenidos por la fuga del ex gobernador de Yaracuy, Eduardo Lapi, advirtieron de la destitución de la jueza Alcy Maité Vinales, luego de tomar la decisión de dejar en libertad a los 18 efectivos castrenses y a los 11 civiles empleados del Ministerio del Interior y Justicia.

En su decisión, la jueza Vinales determinó un régimen de presentación cada cinco días. La abogada Norma Delgado, encargada de la defensa de uno de los custodios, dijo que “la notificación le fue entregada a Vinales el Viernes Santo, de acuerdo con información suministrada en el Circuito Judicial Penal de Yaracuy, a cargo del juez Darío Suárez”.

Pero el abogado Pedro José Cárdenas Peña, quien comparte con Delgado la defensa de los uniformados, señaló que “la destitución está firmada por un vicepresidente del Tribunal Supremo de Justicia”, y reiteró que “la destitución se la entregaron el viernes”.

Mientras tanto, Alejandro Arzola, defensor de Lapi, confió que esa versión “no es ningún rumor, eso está confirmado”, y agregó que con Vinales fueron destituidos otras dos jueces “que nada tienen que ver con el caso de Lapi”. Éstas son María Consuelo Carpio y Leidy Pacheco.

Por su parte, Pedro José Cárdenas confirmó que Darío Suárez le entregó la carta a Vinales, y “estamos esperando un nuevo juez en el transcurso de los próximos días (…) Supimos de la destitución por los familiares del personal del Ministerio del Interior y Justicia, que es investigado y quienes estuvieron detenidos en el circuito judicial penal”.

Acusó que “ésa es una medida política que prevalece sobre el sistema judicial”.

Reclamo

Norma Delgado pidió “decencia en el trato para los abogados”, al referirse a las expresiones del ministro Pedro Carreño, quien habló de una decisión tribunalicia que “no fue gratis”.

“Ya basta de insultos y hago un llamado a la decencia y exijo respeto por la labor de los abogados. Independientemente de donde se esté, siendo fiscal o juez, se tiene que respetar las instituciones”.

Además, “el ministro arremete contra la juez por la decisión, pero por qué no dice que fue la Fiscalía la que realizó una deficiente investigación, la que ordenó la detención inconstitucional cuando no había ninguna flagrancia. ¿Por qué no pide la destitución de los fiscales porque no saben hacer su trabajo? Lo más fácil es pedir la cabeza de la jueza”, dijo.

Cabe destacar que ésta decisión fue apelada por el Ministerio Público por considerarla que existió aplicación errónea del artículo 250 del Código Orgánico Procesal Penal.

Apuntó la doctora Norma Delgado que su defendido fue detenido la noche del mismo día que había sido puesto en libertad cautelar.

Acuartelamiento

En la sede del Disip de San Felipe se encuentran acuartelados siete de los once civiles detenidos por el caso Lapi, mientras que el director del Penal Enrique Montes está hospitalizado.

Entre tanto, los 18 efectivos militares fueron pasados desde la sede del Grupo Antiextorsión y Secuestro para el Destacamento 45, con sede en la capital Yaracuyana, quienes estarán allí hasta el próximo martes, cuando sea trasladado nuevamente hasta el Circuito Judicial.

Texto: W. Ferrer / A. Moyetones
Panorama, Maracaibo

actualidad » en esta sección

buscador