Foto: Francisco Batista / Prensa Presidencial

Venezuela ascendió del puesto número 55 al décimo octavo en la lista de importadores mundiales de armamento militar en 2004-2008, debido a los contratos de compra de equipamiento ruso.

El comercio de armas convencionales en Oriente Medio aumentó un 38 por ciento en el periodo 2004-2008, comparado con el periodo 1999-2003, según un informe difundido hoy por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Los países de esta región recibieron un 18 por ciento de las transferencias internacionales de armas convencionales en 2004-2008, tres puntos más que en el período anterior.

Los Emiratos Árabes Unidos fueron el principal receptor en Oriente Medio con el 34 por ciento, seguidos por Israel con el 22 por ciento y Egipto con el 12, mientras que Irán, con el 5 por ciento, se situó en el puesto número 27 a nivel mundial.

Las cifras en Oriente Medio no alcanzan el nivel de mitad de la década de 1980, pero reflejan una “tendencia preocupante en una región con múltiples fuentes de conflictos potenciales y transparencia y confianza entre gobiernos limitadas”, señaló en un comunicado Pieter Wezeman, investigador del SIPRI.

El comercio internacional de armas convencionales aumentó un 21 por ciento en el periodo 2004-2008 respecto al anterior, cuando se alcanzó el nivel más bajo en cuatro décadas.

Estados Unidos sigue siendo el principal exportador mundial, con el 31 por ciento, y más de un tercio de sus ventas van precisamente a Oriente Medio, donde Israel acapara el 13 por ciento, una cifra superada sólo por Corea del Sur con dos puntos más.

Rusia mantiene el segundo puesto con el 25 por ciento, porcentaje similar al del periodo 1999-2003, a pesar de haber aumentado sus ventas un 14 por ciento en este período; China, con el 42 por ciento, y la India, con el 21 por ciento, fueron sus principales clientes.

Las exportaciones rusas a África crecieron un 200 por ciento, con Argelia como principal destinatario, y a América Latina, un 900 por ciento, debido a los acuerdos comerciales con Venezuela.

Alemania (10 por ciento), Francia (8 por ciento) y Gran Bretaña (4), que sobrepasa a Holanda, completan la lista de los cinco principales exportadores, que acaparan el 78 por ciento del comercio de armas mundial, tres puntos menos que en el período 1999-2003, mientras que España ocupa la octava plaza con el 2 por ciento del total.

China, con el 11 por ciento, y la India, con el 7 por ciento, mantienen las dos primeras plazas en la clasificación de principales importadores.

El cambio más significativo es la aparición en el tercer lugar de los Emiratos Árabes Unidos, con el 6 por ciento del total, y que en 1999-2003 ocupaba el puesto número 16.

La lista de los cinco principales importadores, que juntos acaparan el 35 por ciento del comercio total, la completan Corea del Sur (6%) y Grecia (4%).

Entre 2004 y 2008 Europa redujo en dos puntos, hasta el 24 por ciento, su cuota en el mercado internacional, aunque los países de la UE subieron su porcentaje del 17 al 19 por ciento.

Las importaciones de países del continente americano supusieron el 11 por ciento del total, tres puntos más que en 1999-2003; en el caso de Sudamérica el incremento fue del 94 por ciento.

Estados Unidos fue el principal importador de la región y séptimo del mundo, lo que le situó siete puestos más arriba que en 1999-2003, mientras que Chile ocupó la primera plaza en Sudamérica y la undécima a nivel mundial, frente al puesto número 36 del periodo anterior.

Venezuela ascendió del puesto número 55 al décimo octavo en la lista de importadores mundiales de armamento militar en 2004-2008, debido a los contratos de compra de equipamiento ruso.

EFE

actualidad » en esta sección

buscador