En medio de un acalorada pelea Alina Isabel Guzmán le disparó a su hija de 16 años. Al parecer, Alina no aprobaba el novio de la joven.

Así lo reporta Panorama:

Yoselín Vílchez y Alina Isabel Guzmán (progenitora) discutieron porque la madre no aprobaba el novio de su hija.

El gatillo del arma que le quitó la vida a Yoselín Andreína Vílchez Guzmán, de 16 años, fue accionado por las manos de su madre Alina Isabel Guzmán en medio de una discusión.

El crimen ocurrió, a las 10:00 pm del pasado viernes, en el interior de la vivienda número 45-199 de la calle 159, del barrio Limpia Norte, situado en el municipio San Francisco, donde residía la víctima junto con sus padres y dos hermanos.

La subcomisaria Denys Granadillo, supervisora de investigaciones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) informó que el homicidio sucedió cuando la víctima y su madre peleaban en la habitación principal de la vivienda familiar, porque la progenitora no aprobaba al novio de la joven.

Según la policía, la mujer dio dos versiones de los hechos, por lo que la subcomisaria recalcó que deben esperar los resultados de las pruebas de planimetría y balística para asegurar si se trató o no de una muerte accidental.

En horas de la mañana del viernes, Andreína Vílchez Guzmán le dijo a su mamá que pasaría el día en casa de una vecina donde habría una reunión de amigos.

Cuando faltaba poco para las 9:00 de la noche, Alina Isabel Guzmán fue a buscar a la segunda de sus hijas a la casa de la vecina, pero los amigos de la muchacha le aseguraron que ella no estaba en la fiesta. “Ella se molestó mucho y gritó que la iba a conseguir donde estuviera”, declaró una amiga de la víctima, quien pidió no ser identificada.

La madre siguió buscando a su hija y otros vecinos le contaron que la muchacha nunca fue a casa de sus vecinos sino que la vieron salir desde temprano con el novio.

“Eran las 10:00 de la noche cuando comenzamos a escuchar los golpes y los gritos de la muchacha. Esa mujer siempre maltrataba a la adolescente que, de verdad era muy rebelde”, explicó una vecina a los funcionarios de la Brigada contra Homicidios de la policía científica.

Alina Guzmán, la victimaria, contó que cuando llegó su hija le exigió que le contara dónde había estado y con quién. “Tomé el arma es de mi esposo, que no estaba en la casa porque está hospitalizado tras sufrir un ACV, sólo para asustarla y para que dejara al novio que tiene malas mañas. Forcejeamos y se escapó un tiro”, declaró inicialmente.

En la segunda entrevista, Guzmán —oriunda de Sincelejo, en Colombia— expresó que, presuntamente, ambas estaban discutiendo sentadas en la orilla de la cama. La adolescente, con mucho miedo, se agachó y tomó el arma que su papá guardaba bajo la cama para apuntar a su madre. La progenitora trató de quitarsela, pero el revólver, marca Cobra calibre 38, se accionó.

Yoselín Vílchez presentó una herida de bala en la cabeza de dirección ascendente descendente, explicaron los funcionarios del Cicpc.

Posteriormente, la joven fue llevada por su madre hasta la emergencia del Hospital Noriega Trigo, donde ingresó muerta. “Yoselín nunca se la llevó bien con su mamá. Le tenía terror. Ella siempre decía que se iba a graduar muy rápido para ir a la universidad para estudiar arquitectura y crear casa y edificios con su papá, quien se desempeña como constructor”, comentó una amiga de la víctima, quien pidió no ser identificada.

Uno de los familiares de Alina Isabel Guzmán, de 37 años, también fue detenido por agredir a periodistas que cubrían al suceso y a los funcionarios del Cicpc de San Francisco, cuando trasladaban a la madre de Yoselín Vílchez a una celda del retén El Marite.

Vía Panorama

actualidad » en esta sección

buscador