El Presidente venezolano Hugo Chávez acaba de anunciar, en cadena nacional desde el Teresa Carreño, la decisión de retirar a Venezuela del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Chávez ha hecho referencia al escándalo que está protagonizando el Presidente del Banco Mundial Wolfowitz, como prueba de como gastan el “dinero de los pueblos”.

Chávez añadió que Venezuela no necesita para nada a estos organismos internacionales. La decisión de Chávez, después de que Correa expulsara al representante del Banco Mundial de Ecuador la semana pasada, puede producir una grave crisis en ambas instituciones si los países “aliados” del Presidente venezolano respaldan y adoptan la misma decisión.

La noticia ha llegado rápidamente a los medios internacionales. Así la recoge ya el diario español El País:

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha asegurado que desea firmar hoy mismo la salida formal de su país del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM) y ha afirmado que hará lo mismo si la OEA lo condena por no renovar la licencia a un canal privado de televisión. En este último caso, “Venezuela se retiraría de la OEA (Organización de Estados Americanos), porque no tendría sentido estar ahí”, ha declarado en una alocución televisada nocturna.

Sobre el FMI y el BM, Chávez ha subrayado: “vamos a retirarnos. Quiero firmar la cuenta (de formalización de salida) esta noche y solicitar que nos devuelvan lo que nos corresponde”. “No nos hace falta estar viajando a Washington, ni al Fondo Monetario ni al Banco Mundial ni nada. Incluso, Rodrigo (Cabezas, ministro de Finanzas), yo quiero formalizar la salida de Venezuela del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional y de todo eso”.

Chávez ha insistido que “vamos a salirnos, no queremos ni estar ahí y que nos devuelvan los reales (dinero), porque ahora nos deben”. Según ha declarado, “nosotros tenemos allá (en el FMI) un depósito, no sé a cuánto llega”, que debe ser regresado a las arcas venezolanas “antes de que nos vayan a espalillar (robar), porque son capaces de espalillarnos (…) porque están en crisis; el FMI no tiene ni para pagar los sueldos”.

El gobernante ha asegurado que leyó en “algún diario” que el presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, “está en tremendo lío, porque tiene una novia a la que le puso un tremendo sueldo de no sé cuántos miles de dólares“. Ese tipo de funcionarios internacionales, ha proseguido, “viven como reyes, viven viajando por el mundo gastándose el dinero de los pueblos (…) y hay algunos que tienen novios“.

Esta es la crónica que, al respecto, manda The Associated Press:

El presidente Hugo Chávez anunció el lunes su propósito de retirar a Venezuela del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), organismo a los que pagó todas las deudas que mantenía.

A los venezolanos no “nos hace falta estar yendo a Washington, al Fondo Monetario, ni al Banco Mundial, ni nada. Yo quiero formalizar la salida de Venezuela del Banco Mundial, del Fondo Monetario… de todo eso”

“En fin. vamos a retirarnos. Quiero firmar la cuenta esta noche y solicitar que nos devuelvan lo que nos corresponde”, agregó.

“Ya no nos hace falta estar y tener, que si un representante allá. No queremos ni estar allí, y que nos devuelvan los reales (el dinero) porque ahora nos deben. Allá tenemos unos realitos”, acotó en alusión a la reciente cancelación anticipada total de la deuda, que Venezuela mantenía con el Banco Mundial y vencía en 2012, con la cual el país se ahorró 8 millones de dólares.

Venezuela canceló todos sus compromisos con el FMI poco después de que Chávez asumiera la presidencia del país en 1999. El FMI cerró sus oficinas en Venezuela a finales de 2006.

El ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, a mediados de abril recordó que cuando Chávez fue electo presidente, el país ya mantenía una deuda de 3.300 millones de dólares con organismos multilaterales. Pero no dio detalles del monto pagado ahora.

El mandatario venezolano repetidamente ha criticado la decisión de gobiernos anteriores como el de Carlos Andrés Pérez y de Rafael Caldera de firmar acuerdos con el FMI a través de los cuales se implementaron medidas de ajuste macroeconómico que provocaron altos índices de inflación en el país.

En febrero 1989, los efectos de las medidas o la “receta” del FMI generaron fuertes protestas y disturbios en el país que fueron reprimidos por las fuerzas armadas, en un episodio que pasó a la historia como “El Caracazo”.

Al menos 300 personas murieron en los desórdenes en el “caracazo”, que estallaron el 27 y 28 de febrero de 1989, al inicio del segundo mandato de Pérez.

Aquí mandaba el Fondo Monetario internacional, que es el mecanismo que tiene el imperialismo norteamericano para imponerle políticas económicas y sociales, salvajes, explotadoras, a los países del mundo”, declaró el gobernante.

Por JORGE RUEDA
The Associated Press

actualidad » en esta sección

buscador