El Estado venezolano es “absolutamente soberano” y no debe someterse a la justicia internacional salvo en casos excepcionales y siempre y cuando el presidente y el Parlamento lo estipulen, decidió el Tribunal Supremo de Justicia del país sudamericano esta semana.

En un documento oficial con fecha del 15 de junio, el máximo órgano de justicia venezolano subrayó la “inmunidad” del país frente a tribunales extranjeros y consideró que se pueden revisar acuerdos suscritos en los últimos años que contemplan la posibilidad de arbitrio internacional.

“El Estado es absolutamente soberano por lo que no puede someterse a tribunales extranjeros en tanto no exista una manifestación válida, expresa e inequívoca para dirimir sus conflictos en órganos jurisdiccionales extranjeros”, reza este comunicado oficial que lleva por título “Se consolida la inmunidad de Venezuela frente a tribunales extranjeros”.

Cualquier arbitraje internacional requiere “no sólo de la manifestación de la voluntad del presidente de la República sino de una ley aprobatoria del tratado por parte de la Asamblea Nacional”.

Según el Tribunal Supremo, “es falso” que el poder judicial venezolano no tenga la “potestad soberana para decidir las controversias sobre contratos de interés público” firmados por el Estado.

Concretamente, el texto denuncia la actitud de las “grandes transnacionales de energía” que con “intereses contrarios” a los de Venezuela intentan someter al Estado a la jurisdicción de otros países en virtud de una ley de protección de las inversiones.

Empresas como la petrolera ExxonMobil, las cementeras mexicana Cemex o suiza Holcim, cuyas actividades en Venezuela se vieron afectadas por un proceso de nacionalización, presentaron su caso ante instancias internacionales.

Por otra parte, hay denuncias presentadas contra autoridades venezolanas ante la Corte Penal Internacional y en la Corte Internacional de Derechos Humanos por casos diversos.

El Tribunal Supremo recuerda que desde que entró en vigencia la Constitución, en 1999, se han firmado convenios con “países amigos” como Argentina, Cuba e Irán, en los que se somete a Venezuela a órganos jurisdiccionales internacionales.

“El respeto al derecho interno de cada país y el agotamiento de la jurisdicción interna son valores constantes para que proceda la decisión de esos órganos jurisdiccionales supranacionales”, concluye el comunicado.

© 1994-2009 Agence France-Presse

actualidad » en esta sección

buscador