El Parlamento de Honduras destituyó hoy del cargo al presidente Manuel Zelaya por incurrir en “reiteradas violaciones” de la Constitución, otras leyes y sentencias judiciales.

Foto: AFP – Orlando Sierra y EFE/Roberto Escobar

En una decisión aparte y posterior a la aceptación de una supuesta renuncia de Zelaya, el Congreso Nacional aprobó primero el informe de una comisión especial nombrada el pasado jueves para investigar las actuaciones del gobernante y luego la resolución de su separación.

La comisión estableció que Zelaya incurrió en dichas violaciones durante el proceso que pretendía culminar precisamente hoy con una consulta promovida por él para instalar una Asamblea Constituyente que reformara la actual Constitución, vigente desde 1982 o emitir una nueva.

Zelaya incumplió o desconoció mandatos de la justicia ordinaria y electoral, el Ministerio Público, el Congreso Nacional, la Procuraduría General y otros órganos del Estado, que declararon ilegal la consulta, según el informe de la comisión.

Tras la lectura del informe, el secretario del Parlamento presentó el decreto de separación de Zelaya, que fue aprobado de inmediato por los diputados, que luego abrieron un debate sobre la decisión recién asumida.

En su sustitución, designó a su presidente Roberto Micheletti como nuevo mandatario de Honduras tras la expulsión de Manuel Zelaya.

Previamente, los diputados presentaron una supuesta renuncia firmada por el presidente de Honduras, Manuel Zelaya. El secretario del Congreso, José Alfredo Saavedra, leyó la supuesta misiva del gobernante con su dimisión.

La citada carta puede revisarla pulsando aquí.

Una fuente diplomática dijo a Efe que fuerzas parlamentarias han informado a miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país que los partidos políticos se habían reunido para tratar de llenar el “vacío de poder” que se ha generado.

Zelaya, por su parte, desmintió categóricamente, en comunicación con CNN, haber presentado su renuncia al cargo junto a todo su gabinete.

ASUME MICHELETTI

“¡Viva la democracia!”, gritó Micheletti al asumir el cargo, que desempeñará hasta el 27 de enero, en medio de los aplausos y vítores de 124 de los 128 diputados presentes en el hemiciclo legislativo. No acudieron a la sesión los cuatro congresistas del izquierdista Partido Unificación Democrática.

El político era presidente del Congreso, a cuyo puesto llegó en enero del 2006.

De la mano de algunos de sus ex compañeros en el Congreso, Micheletti escuchó una oración por la paz y todos corearon el Padre Nuestro y el Ave María.

“Doy gracias a Dios por permitirme esta bella oportunidad”, dijo en su primera declaración como mandatario. “Asumo en el irrestricto cumplimiento de la Constitución, que he prometido cumplir y hacer cumplir”, añadió.

Aclaró asimismo que “no llego a esta posición por la ignominia de un golpe de Estado”, sino como producto de un proceso de transición completamente legal.

Ha garantizado que el próximo mes de noviembre habrá elecciones transparentes para elegir las nuevas autoridades de Honduras.

QUIEN ES MICHELETTI

Micheletti, de ascendencia italiana, es miembro del Congreso desde hace 27 años y empresario del transporte público. Forma parte del Partido Liberal, de Zelaya.

De 69 años, perdió en las elecciones internas del partido para la designación de candidato presidencial para las elecciones de noviembre, que las ganó el actual candidato, Elvin Santos.

Zelaya tuvo en Micheletti a un fuerte crítico por los intentos presidenciales de reformar la constitución a fin de ser reelegido.

Su familia reside en El Progreso, a unos 180 kilómetros al norte de Tegucigalpa, en la provincia de Cortés, sobre el Caribe. En su juventud fue militar.

Era miembro de la Guardia de Honor Presidencial en octubre de 1963, cuando el ejército derrocó al extinto presidente liberal Ramón Villeda Morales.

Sus amigos lo califican como “un viejo luchador del liberalismo”. Es conocido por su carácter fuerte.

actualidad » en esta sección

buscador