Venezuela 08 / jul / 2007 10:12 am 77 comentarios

El hijo de Hugo Chávez, fan de Messi


El muchacho que está en la foto al lado de Lionel Messi es Huguito, el hijo del Presidente de Venezuela Hugo Chávez. Con su novia y un grupo de amigos se acercó al lugar de concentración de la selección argentina para cenar con ellos y conseguir una foto con quien dice es uno de sus grandes ídolos: Lionel Messi.

Vine a conocer a Messi, me hacía ilusión sacarme una foto con él“. La confesión podría pasar inadvertida entre los cientos de niños venezolanos que se pasan largas horas en los alrededores del hotel Trinitaria para llevarse un recuerdo del rosarino.

Sin embargo, esta vez el autor de la frase tiene un rasgo distintivo: es Hugo Rafael Chávez, nada menos que el hijo del presidente de Venezuela. Y en plena concentración argentina en Barquisimeto, SPORT le ayudó a llevar a cabo el encuentro con su ídolo blaugrana.

A simple vista, Chávez hijo parece un chaval de 24 años tan normal como el resto. Sin embargo, basta con ver el trato que le tienen los seis soldados que custodian el comedor de la plantilla albiceleste para notar el respeto y la formalidad que genera su presencia. Acompañado por su novia y unos amigos, el hijo del presidente compartió la cena con la delegación argentina, habló de fútbol con muchos jugadores y se llevó un grato recuerdo del crack blaugrana. “Veo bastante fútbol español. Me gusta Messi, es un jugador desequilibrante, y la gente de la selección me han dicho que antes del partido me enviarán una camiseta de regalo firmada por los futbolistas”, cuenta Hugo entusiasmado. “Soy admirador de Messi pero me gusta el Madrid”, reconoce entre risas.

–¿A tu padre le gusta el fútbol?

–Le gusta más el béisbol, pero ya le he dicho que yo quiero ir a la Argentina y ver un partido de fútbol en La Bombonera. Me gusta Boca por Maradona. No conozco la Argentina pero me han dicho que Mar del Plata es una ciudad muy bonita. Allí estuvo mi padre cuando fue con el Tren del Alba junto a Maradona con motivo de la cumbre anti-Bush.

–¿Lo conoces?

–¿A Diego? Hace poco, en Maracaibo, tuve la oportunidad de conversar con él, lo conocí, y fue un momento muy bonito. Es el mejor de todos, un jugador tremendo.

–¿Tu juegas bien al fútbol?

–Mira, jugaba en la Universidad, me las ingeniaba bastante bien como mediocampista por izquierda, soy zurdo.

En medio de la conversación, aparece Leo Messi, quien se acerca amable y posa junto al menor de los cuatro hijos de Chávez. “Tengo tres hermanas, pero yo soy el más chico. Lógico, me la paso mirando fútbol”, comenta Chávez Jr. “Vi todos los partidos de Argentina y no tengo dudas de que el equipo es el gran candidato a ganar la Copa. Además, está Leo Messi, que es un crack”, concluye. Siempre acompañado por agentes de seguridad, toca el botón llamando al ascensor, pero de golpe gira, hace una seña y pide un favor: “No quiero molestarte pero, ¿podrías conseguir una copia de la foto con Messi? Tener este recuerdo me hace ilusión”.

Diario Sport, Barcelona

También el diario deportivo argentino Ole publica esta noticia en su contraportada:

“A mi papá le va al béisbol, no sabe nada de fútbol”. Extrañamente, no lleva nada de color rojo, el color de la causa. Chomba gris, jeans, zapatillas, chivita, pelo corto, una novia muy bonita… Hugo Rafael Chávez Colmenares, a su manera, también hace la revolución.

El hijo del presidente de Venezuela tiene 24 años y un gran parecido a su padre. “A mí también me gusta mucho la política“, le cuenta a Olé mientras los militares que lo rodean observan todo lo que ocurre a su alrededor. No hay un despliegue de seguridad muy ampuloso, al menos a la vista de los civiles, en la vida del único hijo varón de Chávez. Como si fuera un fanático más, pero con enormes privilegios, se saca fotos con su ídolo. “El mejor jugador argentino es Messi. Yo soy hincha del Madrid pero admiro a Messi”, se ríe.

Instalado en el mismo hotel que la Selección, el Trinitarias Suites, Junior aprovechó su condición para cenar cerca de los jugadores, hablar con ellos y también con el cuerpo técnico del Coco Basile. “Es un pibe repiola”, lo describe el Ruso Ribolzi. “En la Argentina soy de Boca, obviamente que por Diego”. Hace apenas unos días que cumplió el sueño de conocer a Maradona. Fue en San Cristóbal, en el partido inaugural. “Fue un momento excelente”, define. Y enseguida cuenta cuál es otro de sus sueños: “Conocer la Bombonera y Mar del Plata”. Lo de la cancha de Boca se entiende, ya que dice conocer a los jugadores y está feliz porque Hugo Ibarra y Rodrigo Palacio le regalaron una camiseta de… Argentina.

¿Y lo de Mardel? “Me quedé con ganas de ir al Cumbre de las Américas que allí se hizo. Mi papá me dijo que es muy linda”. Además de ser el hijo de Chávez, tiene otro título: bachiller. “Ahora no estoy haciendo nada, pero voy a estudiar ingeniería de sistemas“. Se inmortaliza con Messi, lo saluda, lo abraza y se despide de Olé: “Si puedo comunicarme con mi papá, le voy a contar que estuve con Messi”

—¿Cómo que si podés comunicarte?
Es que trabaja tanto que a veces no puedo hablarle…

ADRIAN PIEDRABUENA – BARQUISIMETO (ENVIADO).

actualidad » en esta sección

buscador