El CNE ha anunciado hoy una sanción de 500 unidades tributarias (unos 19 millones de Bs.) al Ministro Rafael Ramírez por el escándalo del “rojo, rojito”, unos días antes de las pasadas elecciones del 3-D. Lo curioso del asunto es que no le sancionan por amenazar a los empleados sino por hacerlo en la sede de PDVSA. CNE insólito.
.
.
.

Video de la polémica (2 partes)

El Consejo Nacional Electoral determinó sancionar al Ministro para el Poder Popular de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, por incumplir el artículo 20, numeral 3, de las Normas sobre Publicidad y Propaganda de la Campaña Electoral para la Elección Presidencial de diciembre 2006.

La denuncia fue presentada por Enrique Márquez (UNT), Vicente Bello (Izquierda Democrática), Carlos Vecchio y Rodrigo Ayala (Ciudadanía Activa), basada en el discurso emitido por el ministro de Energía y Petróleo, el pasado 02 de noviembre, ante la alta gerencia de la estatal petrolera. La Comisión de Participación Política y Financiamiento del CNE, presidida por el rector Vicente Díaz, inició una averiguación administrativa.

Una vez examinados los argumentos planteados por los representantes legales del ministro Rafael Ramírez, fueron estimados “improcedentes por no desvirtuar la materialización del supuesto contenido en el artículo 20, numeral 3, de las Normas sobre Publicidad y Propaganda” que rigieron la campaña electoral presidencial.

De acuerdo a lo establecido en la resolución presentada por dicha Comisión, el CNE sancionó al ministro Ramírez por utilizar las instalaciones de la empresa Petróleos de Venezuela, S.A (PDVSA), con fines de proselitismo político.

Vía CNE

actualidad » en esta sección

buscador