Reporte especial de EFE TV

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ofreció hoy los buenos oficios de España para impulsar un diálogo y un acuerdo nacional en Honduras a fin de lograr una salida democrática a la actual situación del país.

Además, el jefe del Gobierno español pidió la restitución de Manuel Zelaya, tras su destitución y expulsión de Honduras el pasado domingo.

Rodríguez Zapatero se refirió a la situación de Honduras durante su intervención en la apertura de los cursos de verano de la Fundación socialista Jaime Vera, que se celebran en la localidad madrileña de Galapagar.

Para el presidente del Gobierno español es indiscutible, y así lo ha considerado la comunidad internacional, que Zelaya ha sido apartado de la presidencia del país mediante un golpe de Estado.

Consideró que es igualmente indiscutible que Manuel Zelaya debe ser repuesto en su cargo, para, una vez en él, responder de lo que haya hecho como presidente, “incluso -dijo- si ha cometido alguna ilegalidad”.

“Hay que ser muy duros con quienes han perpetrado esta acción”, en referencia al golpe de Estado, para “evitar tentaciones” futuras, dijo el presidente del Gobierno español, que recordó la “tradición” de golpes militares en América Latina.

Por ello, recalcó el mandatario español no se puede reconocer al gobierno que asumió el poder el pasado domingo y abogó por “restituir a Zelaya, nos guste más o menos”.

Zapatero se congratuló de la respuesta de la comunidad internacional, incluso de Estados Unidos, que, dijo, “históricamente ha tenido reacciones diferentes”.

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha decidido, por su parte, suspender con efecto inmediato la participación de Honduras en el organismo interamericano, una grave medida que sigue al golpe de Estado que tuvo lugar el pasado domingo y que sacó del poder a Manuel Zelaya.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador