Venezuela 24 / jul / 2007 12:57 pm 112 comentarios

Quemaron camioneta de medicos cubanos


Tremendo susto se llevó un grupo de médicos cubanos cuando el vehículo en el cual eran trasladados desde el centro asistencial donde prestan sus servicios, fue atacado a piedras por unos encapuchados, obligándoles a salir a toda carrera para luego prenderle fuego y dejarle completamente destruido.

Eso ocurrió al mudarse ayer a Cabudare la escalada de violencia que la pasada semana dejó cinco automotores quemados en el oeste de Barquisimeto, en las inmediaciones del Pedagógico, Unexpo y Núcleo Obelisco de la UCLA.

La mañana de este lunes, aproximadamente a las once, en las inmediaciones de la redoma de Agua Viva, cerca del Decanato de Agronomía, todo se observaba con absoluta normalidad, con la circulación de vehículos en ambos sentidos.

A esa hora, Johnny Pérez salió del Centro de Diagnóstico Integral Yacob Villasmil en una camioneta Toyota chasis largo, blanca, placas KBH-14J, propiedad de la Gobernación de Lara, para trasladar a la XIII Brigada de Infantería a 17 médicos cubanos, en su mayoría mujeres.

Los primeros metros del recorrido transcurrieron con normalidad pero al pasar frente a la entrada a Agronomía, sorpresivamente aparecieron unos 10 individuos con los rostros cubiertos y armados con piedras, botellas y otros objetos.

“Aquello fue una lluvia de piedras que se estrellaban contra la camioneta, rompían vidrios y milagrosamente ninguna ingresó”, dijo Pérez aún sin haberse repuesto del todo de la negativa experiencia.

¿Y qué pasaba en esos momentos con los médicos?

Yo, respondió, lo que hice fue gritarles que se tiraran al piso pues podían herirlos con las piedras, una señoras piedras, algunas muy grandes.

Indicó que como estaba rodeado por los encapuchados no pudo hacer nada para salirse del sitio; no podía avanzar en ningún sentido.

Yo, viendo el peligro que corríamos todos les grité, !corran que nos van a matar¡ y ellos salieron corriendo hasta llegar al CDI de donde habíamos salido“.

Después, desde lejos pudo ver como los sujetos rociaban gasolina dentro de la unidad y le prendían fuego.

Posteriormente llegarían efectivos de la Fuerza Armada Policial, Zona 3 y luego de algunas escaramuzas los encapuchados se introdujeron de nuevo a la UCLA y desaparecieron.

Unidades y efectivos del Cuerpo de Bomberos de Palavecino, debidamente protegidos, llegaron al sitio y apagaron las llamas pero estas ya habían destruido la Toyota.

Sin embargo, la presencia policial se mantuvo en la zona para evitar otras desagradables sorpresas, además de que fue impedido el tráfico de vehículos hacia la redoma de Agua Viva lo que provocó un descomunal congestionamiento en La Ribereña, prácticamente desde el distribuidor Las Damas, el que se prolongó hasta después del mediodía.

Sobre las razones que indujeron a los supuestos estudiantes a ejecutar el vandálico acto nada se pudo saber pues luego de la llegada de los uniformados desaparecieron.

Hoy, como medida de precaución, la autoridad se establecerá desde las primeras horas de la mañana en el sector.

Hugo Boscán – El Impulso (Barquisimeto)

Foto: El Nacional y Daniel Arrieta – El Impulso (Barquisimeto)

actualidad » en esta sección

buscador