El mediador de la crisis de Honduras, el presidente costarricense, Oscar Arias, pidió el domingo 72 horas más a los protagonistas de la crisis política para reconducir la negociación, tras la negativa de la delegación del gobierno de facto de Roberto Micheletti de aceptar su hoja de ruta.

“Quiero tomarme 72 horas para continuar trabajando esta vez de una manera más ardua para ver si podemos realmente lograr un acuerdo entre las partes en conflicto”, dijo Arias, para quien la alternativa al diálogo puede ser una “guerra civil y un derramamiento de sangre”.

Arias dijo que la delegación del depuesto presidente Manuel Zelaya “aceptó mi propuesta íntegramente, no así la de don Roberto Micheletti”.

La hoja de ruta de Arias preveía la restitución de Zelaya en el poder, la creación de un gobierno de conciliación nacional integrado por todas las fuerzas políticas y que el presidente depuesto renunciase a realizar una consulta para convocar una Asamblea Constituyente, entre otros puntos.

POSTURA DE LA DELEGACION DE MICHELETTI

El coordinador de la delegación del gobierno de facto de Roberto Micheletti, Carlos López, calificó de “inaceptables” las propuestas del mediador Oscar Arias para resolver la crisis hondureña, en particular la restitución del depuesto presidente Manuel Zelaya en el poder.

En rueda de prensa, al finalizar la sesión de las negociaciones de hoy, Carlos López ha afirmado: “Lo siento mucho señor presidente, pero las propuestas que usted ha presentado resultan inaceptables para el gobierno constitucional de Honduras que represento (…) En particular, su propuesta número uno constituye una directa intromisión en los asuntos internos de Honduras”.

Ha acusado a Zelaya de haber violado la Constitución y las Leyes y que su regreso sería favorecer la “impunidad”

POSTURA DE LA DELEGACION DE ZELAYA

La delegación del presidente hondureño depuesto Manuel Zelaya dio por terminado el domingo el diálogo con el gobierno de facto de Roberto Micheletti después de que éste rechazase las propuestas del mediador Oscar Arias, dijo la jefa de la delegación, Rixi Moncada.

“Anunciamos” que “este diálogo con esta comisión de este régimen de facto (…) ha terminado”, manifestó Moncada poco después de que la delegación opuesta calificase de “inaceptables” las propuestas del presidente costarricense Arias, en particular la que obligaba a devolver el poder a Zelaya.

“Lamentamos profundamente” que la delegación del gobierno de facto “no haya expresado su sometimiento a esa resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA)”, que exigía la restitución del presidente derrocado.

CRONICA DE LA JORNADA

La delegación del gobierno de facto hondureño presentó este domingo al mediador de la crisis, Oscar Arias, una contrapuesta en la que acepta el regreso del depuesto mandatario Manuel Zelaya, pero para que se someta a la justicia, según una copia difundida a los medios.

La delegación del gobierno de facto presentó el domingo una respuesta al plan de siete puntos que el presidente costarricense Oscar Arias anunció el sábado a las partes donde resalta la aceptación al retorno del derrocado mandatario Manuel Zelaya, pero será juzgado.

En una carta dirigida a Arias, cuya copia fue divulgada a los medios por representantes de la comisión del gobernante designado Roberto Micheletti, también se apoya un gobierno de unidad y reconciliación nacional así como “la posibilidad de adelantar las elecciones pero según lo decida el Tribunal Supremo Electoral.

La nota, firmada por el canciller Carlos López, no menciona directamente el tema de la amnistía.

“Cuarto, la constitución de una comisión de la verdad para que el pueblo hondureño y la comunidad internacional identifique todos los actos, hechos evidentes y notorios que condujeron a la actual situación, en el periodo previo al 28 de junio y con posterioridad a la misma”, apuntó el documento.

Hasta el momento Arias no ha dado a conocer una reacción mientras que el sector de Zelaya insistió en que la negociación se centra en el planteamiento del mandatario costarricense.

Delegación de Micheletti “desautoriza” a la de Zelaya para negociar

La delegación del gobierno de facto de Honduras “desautorizó” el domingo a los negociadores del depuesto presidente Manuel Zelaya, tras unas declaraciones de éste en las que insiste mantener su proyecto de reformar la Constitución, dijo Arturo Corrales, uno de los negociadores.

“Entendemos que la comisión que se presentó a este diálogo está desautorizada porque ellos dijeron que ese era tema superado y hoy don José Manuel Zelaya Rosales reafirma su insistencia que es el tema que implementará en su retorno al poder“, dijo Corrales, miembro de la delegación de Micheletti, dirigida por su canciller Carlos López.

Los delegados de ambos líderes negocian en San José una solución a la crisis política hondureña bajo mediación del presidente costarricense Oscar Arias.

Ayer se dijo una cosa y hoy se dice otra“, dijo Corrales para cuyo gobierno no se trata de “un punto, es el punto”, insistió.

Corrales se refería a declaraciones formuladas por Zelaya el viernes al diario Folha de Sao Paulo, un día antes del comienzo de las negociaciones en Costa Rica.

Esa no es una decisión mía, es una decisión jurídica”, dijo Zelaya cuando se le preguntó si estaba dispuesto a seguir adelante con llamar a una consulta popular sobre una Asamblea Constituyente. “Es preciso buscar una decisión jurídica. Es un problema de voluntad política, no puedo traicionar al pueblo entero y dejar el proceso”.

Con informaciónde AP y AFP.

actualidad » en esta sección

buscador