Luis Morillo, de 24 años, llamó a su novia para avisar que se iba a lanzar al Lago. El universitario recibió tratamiento para la depresión.

Las cámaras de seguridad del Puente sobre el Lago General Rafael Urdaneta captaron, la tarde de ayer, cómo uno de los usuarios de la estructura vial estacionó su vehículo y se lanzó.

La tragedia ocurrió, a las 2:30 de la tarde, entre las pilas 20 y 21 del Puente, informó el gerente de operaciones y mantenimiento de la vía, Neiro Vásquez.

Funcionarios de la Guardia Nacional (GN), adscritos a la Cuarta Compañía del Destacamento 35, manifestaron que el hombre que se lanzó respondía al nombre de Luis Esteban Morillo Vera, de 24 años, quien era estudiante de economía de la Universidad del Zulia.

Los uniformados agregaron que el estudiante se desplazaba en un vehículo Toyota Corolla, azul, con las siglas SAX- 410.

“Él iba en dirección Maracaibo- COL, se detuvo frente a la pila 21, se bajó del vehículo y corrió hacia el otro canal y se lanzó. Las cámaras captaron la caída del muchacho, incluso logramos verlo sobre el agua, parecía estar vivo. De inmediato, se activaron las labores de seguridad y los funcionarios de la GN y Bomberos del Sur se trasladaron al lugar, pero ya se había sumergido”, detalló Neiro Vásquez.

En el lugar permanecen Bomberos del Sur y oficiales de Guardacostas, además de pescadores del Lago rastreado la zona para tratar de ubicar el cadáver, dijo el gerente.

El carro fue llevado hasta las instalaciones de la GN. En el interior ubicaron un carnet de circulación y otros documentos que permitieron presumir que el nombre del muchacho era Luis Morillo.

Los miembros del grupo castrenses informaron que también encontraron botellas de licor dentro del carro, que será trasladado hasta la sede de la policía científica de San Francisco, según los uniformados.

Media hora después del hecho los familiares y la novia del estudiante de economía se trasladaron a la cabecera del Puente para conocer la suerte de Luis Morillo.

Al parecer, el muchacho llamó a su pareja y le detalló lo que estaba haciendo cuando se dirigió hasta la infraestructura vial, le contó cuando se detuvo y se despidió de ella antes de saltar.

Los parientes comentaron a los miembros castrenses que Morillo se estaba en tratamiento psicológico para superar problemas de depresión y permaneció dos meses hospitalizado. Residía en Cañada Honda.

Vía Panorama

actualidad » en esta sección

buscador