Con el título “Casualidades de la vida” el diario Tal Cual revela hoy, a través de la columna de Simón Boccanegra, una serie de causalidades en las relaciones comerciales del empresario Antonini. A través de ella se llega incluso a Tobías Nóbrega.

Este es el texto de Boccanegra en Tal Cual:

Ya se sabe de la pasión de Guido Antonini por los carros. Corre con los colores del team Venoco 2.Venoco tiene también un team1. Ambos equipos estuvieron en la carrera de Rumania. El compañero de Antonini fue Franklin Durán. El otro team estaba integrado por Carlos Kauffman y Antonio Pardo hijo. Interesante. Kauffman y Durán son socios en Venoco.

Antonio Pardo hijo, con su padre del mismo nombre, es propietario de la Inmobiliaria Chacao, que intermedió la venta, con jugoso sobreprecio, del edificio del Citibank a Minpopopfinanzas, caso por el cual está enjuiciado Tobías Nobrega.

Por su parte, Antonini es socio de Wladimir Abad, de American Food Grain, filial de Proarepa, que según vieja nota de la Dirección de Prensa de Miraflores, es una “compañía de capital privado que se ha sumado a esta misión (Mercal) “.Todo un holding,pues. Por supuesto, este organigrama por si mismo no demuestra nada. Son puras relaciones comerciales.

Pura casualidad que Antonini tiene negocios con Pdvsa, pura casualidad que está relacionado con Venoco y Kauffman, pura casualidad que están relacionados con la Inmobiliaria Chacao, pura casualidad que tienen negocios con Mercal. Pura casualidad. Lo único que los une de verdad es la pasión por el deporte automovilístico.


Gráfico que hoy publica El Nuevo Herald en su portada

actualidad » en esta sección

buscador