La Iglesia católica colombiana confirmó hoy que ha tenido contactos telefónicos con el máximo comandante de las FARC, “Alfonso Cano”, y otro líder guerrillero, los cuales están interesados en presentar una propuesta de paz al Gobierno.

“Sí, he tenido conversaciones telefónica con ‘Alfonso Cano’ (Guillermo León Sáenz), y con otro que en este momento se me escapa su nombre”

El cardenal Darío Castrillón, ex presidente de la congregación del clero y de la pontificia comisión Ecclesia Dei, señaló que ha hablado con los rebeldes en virtud de la autorización para mediar ante las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que les dio a los obispos el presidente colombiano, Álvaro Uribe.

“Sí, he tenido conversaciones telefónica con ‘Alfonso Cano’ (Guillermo León Sáenz), y con otro que en este momento se me escapa su nombre”, dijo escuetamente el cardenal.

El prelado hizo el anuncio a la salida de una reunión con el presidente Uribe, en la que analizaron varios temas, entre ellos los contactos con “Alfonso Cano” y la supuesta iniciativa de paz que propugna.

Uribe señaló en abril pasado que los únicos autorizados para establecer contactos con las FARC para concretar la entrega de rehenes en poder de esa guerrilla son la Iglesia Católica y la Cruz Roja Internacional.

Sin embargo, dos meses después autorizó a la congresista de oposición Piedad Córdoba a participar también en la entrega de los rehenes que los rebeldes anunciaron que iban a liberar.

Las FARC anunciaron en abril que dejarán en libertad al cabo del Ejército Pablo Emilio Moncayo, quien lleva casi 12 años secuestrado, y a otro soldado, y los entregarán a Córdoba.

Además, prometieron entregar el cadáver de un policía que murió en cautiverio.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador