Los padres de una menor de 11 años en el norte de Colombia acusaron a un sacerdote católico de haberla golpeado porque la niña recibió la hostia y en lugar de consumirla fue a donde sus hermanos a mostrarles como era.

En declaraciones a televisiones locales, Samuel Martínez, el padre de la pequeña, dijo que la situación se presentó en la iglesia “El Santísimo Cristo” de la población de La Loma, en el departamento del Cesar (norte).

La niña no tragó la hostia, sino que vino a mostrársela a sus hermanos,” pero el padre la persiguió, se la arrebató y le metió una cachetada“, detalló Martínez, quien lamentó la forma de proceder del sacerdote Ramón Muñoz.

La mamá de la menor indicó que ella, al igual que su hija, fueron presas de pánico y no pudo reaccionar pues el susto por la forma de proceder del sacerdote las paralizó.

Agregó que la niña fue incapacitada y que actualmente recibe tratamiento sicológico por lo sucedido y no quiere regresar al colegio ni hablar con nadie diferente a las personas más allegadas.

Los padres de la menor pusieron el caso en manos de las autoridades.

Medios locales indicaron que aunque buscaron al sacerdote, no fue posible ubicarlo.

EFE

actualidad » en esta sección

buscador