Foto: EFE / Gustavo Amador

Dos diplomáticos argentinos se encerraron este viernes en su embajada en Honduras tras vencer el plazo del gobierno de facto para que abandonen ese país, informaron fuentes diplomáticas.

Los funcionarios argentinos “ya están encerrados” en la sede de su embajada, dijo a la AFP un diplomático extranjero en Tegucigalpa, quien pidió reserva de su identidad.

El régimen de facto de Roberto Micheletti dio plazo hasta este viernes para que los diplomáticos argentinos salgan de Honduras, tras su anuncio esta semana de romper relaciones con Buenos Aires luego de que el gobierno argentino expulsara a la embajadora hondureña por expresar su apoyo al golpe que derrocó al presidente Manuel Zelaya.

Los funcionarios son Alejandro Amura, encargado de negocios, y Alejandra Eguino (quien está con una hija de 9 años), quienes recibieron instrucciones de su cancillería de quedarse en la residencia diplomática argentina en Tegucigalpa sin salir a la calle para evitar ser detenidos y expulsados.

La sede diplomática argentina está ubicada a pocas cuadras de la embajada de Venezuela, donde se encuentra encerrado el encargado de negocios Ariel Vargas, a quien Caracas ordenó permanecer en Honduras pese a una orden de expulsión contra los representantes del gobierno del presidente Hugo Chávez.

Argentina y Venezuela, que no reconocen al gobierno de facto de Roberto Micheletti que asumió tras el golpe de Estado del 28 de junio, han decidido que sus diplomáticos continúen en Honduras pese a las advertencias.

Todos los países latinoamericanos retiraron a sus embajadores de Honduras tras el golpe, por lo que sus misiones están a cargo de encargados de negocios.

© 1994-2009 Agence France-Presse

actualidad » en esta sección

buscador