Ameliach conversó de sus angustias con Cilia Flores. Ella quiso sacarle los nombres de sus interlocutores y Ameliach mantuvo su silencio. Ella en la noche se lo comentó a Nicolás Maduro, su pareja, y éste habló al día siguiente con el defenestrado diputado. Como Ameliach se negó a darle los nombres, fue Maduro quien lo acusó con Chávez. Lo cuenta hoy Nelson Bocaranda en “El Universal“.

Estos son los Runrunes:

ALTO

LA PROCESION. Va por dentro del MVR, del PSUV y del propio Gobierno. El caso del mayor (r) Francisco Ameliach y su pase a un tribunal disciplinario designado a dedo por el caudillo, ha levantado más ronchas que las esperadas. Todos los rojos, de una u otra forma, comienzan a verse en el mismo espejo del otrora presidente de la Asamblea y hombre de confianza de Chávez entre las fuerzas armadas.

Las purgas “stalinistas” se hacen presentes como lo había vaticinado el chavólogo Alberto Garrido. Socialismo y muerte a los que el líder siquiera sospeche no juntan los pies en posición de firme a su “gerencia por caprichos”. Que 149 diputados de los 167 que integran la Asamblea hayan firmado una carta con sus angustias -sean cuales sean- es demasiado significativo para que pase el malestar en pocos días.

Ameliach conversó de sus angustias militares-cívicas con Cilia Flores, la presidenta del cuerpo legislativo. Ella quiso sacarle los nombres de sus interlocutores y Ameliach mantuvo su silencio. Ella en la noche se lo comentó a Nicolás Maduro, su pareja, y éste habló al día siguiente con el defenestrado diputado. Como Ameliach se negó a darle los nombres, fue Maduro quien lo acusó con Chávez.

Lo demás ya lo vimos en directo. Los miedos y las acusaciones mutuas entre los rojos rojitos comienzan a crecer. Por eso la reacción de Varela y Tascón, quienes saben que ellos también son candidatos al tribunal de Hugo I. Con temor hablan de una “campaña contra la AN” como si ésta proviniera de la oposición o de los medios aún libres.

La peor angustia y desasosiego la han provocado en el vicepresidente Jorgito, receptor de la carta ahora perdida entre sus papeles, pero cuyo contenido es un tiro a sus propias zapatillas. Está en el centro del huracán. Él fue el encargado de montar el PUSV y entregárselo en bandeja de oro al reyezuelo. Las enormes fallas, el desgano de las “masas rojas”, las realidades de la ineficiencia, y la corrupción indefinida, dieron al traste con el cronograma. Repartir bolívares y dólares por doquier no basta…

VENTILADOR. Porque las preocupaciones de Ameliach tienen tanto sentido, es que tanto molestaron. Basta ver el recule presidencial con la Guardia Nacional. El haberle puesto como verdugo a Diosdado Cabello ha provocado más reacciones internas. Militares contra militares y civiles. Ya murmuran entre ellos: ¿Como es que Cabello no aparece vinculado a ninguno de los dos escándalos, ni el de la maleta de Antonini ni el de Microstar, cuando fue apenas comenzando el gobierno que su protegido Sarría se despegó como mil millonario; que Kauffman -que arranca con Sarría- y luego se independiza hace lo mismo y crece de un día para otro; que sus amigos árabes compran industrias y empresas en apenas 24 horas; que Arraiz -el preso en la Disip- compra los terrenos del AeroMall en supuesta representación del gobernador mirandino como lo cantaba a los cuatro vientos?

Por otro lado, los duros izquierdistas se sorprenden al ver a dos representantes de la llamada derecha chavista (le reprochan al de los ojos verdes nunca haber ido a Cuba ni tener foto con Fidel) como acusador y acusado. No entienden qué busca Chávez, quien aseguran presentó apresuradamente el proyecto de reforma para tapar el caso de los $800 mil y las terribles fallas de su corrupto gobierno…

MEDIO

INFORME. Un militar, empeñado en serrucharle el puesto al ministro Cabezas y quien aseguraba que sería muy pronto el titular del Ministerio, acaba de ser acusado en un amplio reporte entregado al Presidente por el ministro de Vivienda, coronel Ramón Carrizales, de lavado de dinero de la corrupción en unas cooperativas de vivienda. El acusado estaba reviviendo un banco larense para asegurarse más negocios al llegar al gabinete. En sus contactos con los banqueros les ofreció buenos y nuevos negocios apenas llegara al cargo. ¿Lo nombrarán? Todo parece indicar que Jorge Giordani, el que cree aún en revivir las comunas de la China de Mao y en el truque fenicio, podría encabezar Minfinanzas si el panorama económico se sigue complicando. Su obediencia a ciegas a todo lo que se le ocurre a Chávez, es su gran aval…

ANTONINI. En el alto Gobierno hay quien asegura que después de haber declarado en EEUU, a título personal y sin ser indiciado, pidió un permiso a las autoridades para viajar a un país escandinavo donde un venezolano, ahora danés, lo recibió y lo asesora. La investigación local arrojó que su único instrumento financiero venezolano era una tarjeta de crédito de BanCoro. Los muchos involucrados en el régimen criollo aseguran que su cabeza ya tiene precio. ¿Dirán lo mismo Uberti y De Vido en Buenos Aires? Los medios argentinos dedicados a profundizar el caso se sorprenden de la rapidez con la que simple mecánicos de avión que vivían hace siete años en el 23 de Enero sean hoy potentados millonarios con casas, yates, aviones y carros de alto costo y exagerado lujo en EEUU. Además, se han convertido en financistas y padrinos de algunos miembros del actual gabinete. Los casos se repiten en más de un centenar de ex pelabolas, hoy notorios miembros de la boliburguesía y la boligarquía venezolanas…

BOLIVIA. Además de las preocupaciones por la enfermedad y posterior muerte de Fidel Castro, el caudillo no duerme pensando en el reporte que le dio su embajador en La Paz dando cuenta de la precaria situación política de Evo Morales y de un posible golpe de Estado. A Evo parece que no lo quiere nadie…

BAJO

DROGA. Nuestra columna del 26 de abril daba cuenta de un escándalo que vincularía un programa del Gobierno con el tráfico de droga. Una cooperativa de Apure está siendo investigada como fachada de los narcos. Sus integrantes lograron que en el Cicpc les borraran todos sus antecedentes. Despachan desde lujosas oficinas del CCCT. El informe está en la ONA…

MISIÓN MILAGRO. Los pacientes venezolanos se siguen quejando del maltrato hacia ellos mientras que a los extranjeros, transportados de ida y vuelta a Caracas en aviones de Conviasa, les dan preferencia en las operaciones, alojamiento y comida en hoteles y hasta un kit de regalos rojitos que incluyen toalla, franela, gorra y folletos revolucionarios cuando se van. Ya van por media docena de casos de muerte posperatoria. Entre ellas una ecuatoriana, Indira Corado, por invasión de hongos en las heridas. El costo por cada uno lo ponen en $4 mil y en Chile, Uruguay y Paraguay siguen ofreciéndole $400 por cada paciente al médico que lo refiera a la misión…

COLOMBIA. El proceso puede durar varias semanas. Engordarán a los rehenes para la entrega. Altos jefes guerrilleros se reúnen en un discreto restaurante de Las Mercedes con sus amigos rojitos.

Runrunes
Nelson Bocaranda
El Universal

actualidad » en esta sección

buscador