El líder cubano Fidel Castro aseguró hoy que con el acuerdo militar con Colombia, Estados Unidos busca poner a toda Latinoamérica al alcance de sus tropas, “liquidar el proceso revolucionario” del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y “asegurar el control del petróleo”.

El único propósito de Estados Unidos con esas bases es poner a América Latina al alcance de sus tropas en cuestión de horas“, afirma el ex presidente en un artículo de “Reflexiones”, divulgado por medios oficiales y en el que califica de “cínicos” los argumentos de Washington para defender el pacto.

Castro se refirió así al acuerdo militar entre Bogotá y Washington, que permite al ejército estadounidense usar hasta siete bases en territorio colombiano.

“La alta jerarquía militar de Brasil recibió con verdadero desagrado la noticia sorpresiva del acuerdo sobre la instalación de bases militares de Estados Unidos en Colombia. La base de Palanquero está muy cerca de la frontera con Brasil“, explica Castro.

Agrega que “con esas bases, unidas a las de las Islas Malvinas, Paraguay, Perú, Honduras, Aruba, Curazao y otras, no quedaría un solo punto del territorio de Brasil y del resto de América del Sur fuera del alcance del Comando Sur“.

“El objetivo más inmediato de ese plan -según el artículo- es liquidar el proceso revolucionario bolivariano y asegurar el control del petróleo y otros recursos naturales de Venezuela“.

El imperio, por otro lado -prosigue- no acepta la competencia de las nuevas economías emergentes en su patio trasero, ni países verdaderamente independientes en América Latina. Cuenta con la oligarquía reaccionaria, la derecha fascista y el control de los principales medios de difusión masiva internos y externos“.

“Cuando analizo los argumentos con que Estados Unidos pretende justificar la concesión de bases militares en territorio de Colombia, no puedo menos que calificar de cínicos tales pretextos”, añade el artículo.

Según Castro, EE.UU. aduce que necesita las bases para luchar contra el narcotráfico, el terrorismo, el tráfico de armas, la emigración ilegal y las armas de destrucción masiva, pero ese país es el “mayor comprador y consumidor de drogas del planeta” y el “mayor estado terrorista que ha existido nunca“.

Añade que el plan norteamericano, incluido el restablecimiento de la IV Flota, “fue diseñado por (el anterior presidente, George W.) Bush y heredado por el actual Gobierno de Estados Unidos, a quien algunos líderes suramericanos demandan el debido esclarecimiento de su política militar en América Latina”.

“Los portaaviones nucleares no se necesitan para combatir las drogas”, dice el escrito.

“La entrega de territorio para el establecimiento de siete bases militares de Estados Unidos en Colombia -continúa Castro-, amenaza directamente la soberanía y la integridad de los demás pueblos de Sur y Centroamérica“.

El imperialismo ‘yanqui’ es cien veces más poderoso que los imperios coloniales de España y Portugal, ajeno por completo al origen, los hábitos y la cultura de nuestros pueblos”, aseguró también el ex presidente, quien acaba de cumplir 83 años.

Castro también recordó el ataque militar colombiano de marzo de 2008 a un campamento de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano, y dijo que murieron estudiantes desarmados de varios países y que “el método fue brutal, al estilo yanqui”.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador