20090907-633879492940073750w

Durante la rueda de prensa donde hoy Oliver Stone elogió a Hugo Chávez se produjo un incidente entre el director de cine y el corresponsal del diario madrileño “El País”.

Foto: EFE/Claudio Onorati

Así lo cuenta hoy el diario español “El País” de Madrid en una nota del periodista Toni García:

“Los de EL PAÍS necesitáis redimir vuestra alma. ¿Tiempo? No, no hay tiempo, tiene que ser ahora mismo”. Oliver Stone afirmaba estar sufriendo un severísimo jet lag, pero eso no fue excusa para señalar a este periódico como uno de los siete pecados capitales por lo que él considera un “tratamiento injusto” al presidente venezolano, Hugo Chávez: “Aún estáis a tiempo de cambiar, créeme, ya sé que eres periodista pero no tienes que creerte lo que dice la prensa”.

La entrevista acababa de terminar y Stone, entre sonrisas, llamó al periodista a consulta mientras un fotógrafo le hacía unos retratos sentado en una especie de trono: “Aznar era muy malo y ayudó a planificar el golpe de estado en Venezuela, y vuestro rey debería callarse y escuchar más a Chávez… ¿Que si puedes citarme con esas palabras textuales? Por supuesto que sí”.

Todo había empezado media hora antes, cuando los periodistas presentes en la sala Visconti del Hotel Des Bains esperaban para entrevistar al realizador de Platoon o Wall Street y guionista de películas como El precio del poder o Conan el Bárbaro. El escritor británico-paquistaní Tariq Ali, colaborador habitual de publicaciones como The Guardian y guionista de South of the border, el documental de Stone que se presentó ayer oficialmente en Venecia, abrió el fuego tras las presentaciones de rigor, afirmando: “No deberías haberme dicho dónde trabajabas, el vuestro es el periódico de España con más negatividad ante Chávez, mucho más que cualquier otro… y todo es cuestión de intereses”.

Stone tomaba luego el relevo: “Eso que me dices son chorradas, ¿que censura a la prensa? Di a tus colegas que vayan a esos países: a Argentina, a Nicaragua, a Venezuela, y que luego lo cuenten. No te creas lo que leas en la prensa, ni en la europea ni en la estadounidense”. Por si no había quedado suficientemente claro, el productor Fernando Sulichin remató el asunto: “Esas veintipico emisoras venezolanas de que me hablas y que han sido clausuradas son un asunto que no tiene nada que ver con la censura, fueron cerradas por un simple problema: no tenían sus papeles en regla”.

Sin embargo, el Presidente Chávez pareció ajeno a la polémica citada y, según relata el mismo diario madrileño, “apareció cinco minutos después en el Palazzo del Cinema, proclamó su “amor por el pueblo italiano” y departió con algunos periodistas. También con una pareja de Valencia que pasaba por allí: “Nos dijo que ya no tenía problemas con España y que pronto iba a venir a tomar café con Zapatero y con el Rey”.

actualidad » en esta sección

buscador