Foto: AFP PHOTO/Jim WATSON

“Afganistán no es Vietnam”, declaró el presidente estadounidense, Barack Obama, rechazando la analogía entre ambas guerras, según sus declaraciones publicadas el martes por el New York Times.

“Hay que aprender las lecciones de la historia. Por otra parte, cada período histórico es diferente; uno no se baña dos veces en el mismo río. Y Afganistán no es Vietnam”, manifestó Obama al New York Times y a la cadena televisiva CNBC.

Obama respondía una pregunta del periodista sobre si temía correr la misma suerte que le cupo al presidente demócrata Lyndon Johnson debido a la guerra de Vietnam. Johnson, cuya popularidad se derrumbó ante la oposición creciente a la guerra de Vietnam, desistió de disputar su sucesión en las presidenciales de 1968, en las que finalmente venció el republicano Richard Nixon.

La situación se ha degradado, y agosto fue el más mortífero para los soldados estadounidenses desde el comienzo de la guerra, hace ocho años.

Según un sondeo de la CNN publicado el martes, un récord de 58% de los interrogados se oponen a la guerra, mientras que un 39% son favorables a ella.

La comparación con Vietnam, que atormenta la memoria estadounidense, resulta siempre delicada para un presidente estadounidense. El predecesor de Obama, George W. Bush, rechazó siempre las analogías entre Vietnam e Irak.

Vía © 1994-2009 Agence France-Presse

actualidad » en esta sección

buscador