Colombia 04 / oct / 2007 7:28 am 24 comentarios

Revenden en Colombia productos de Mercal

En las calles y comercios de Maicao se venden, por hasta cuatro veces su precio original, los productos de Mercal, mientras en Maracaibo los consumidores sufren buscando los alimentos subsidiados por el Gobierno. Así lo revela hoy el diario Panorama.

Pulsar para ver en grande

Esta es la nota del diario Panorama:

En Maracaibo es un suplicio hacer una cola en Mercal para entrar y no conseguir nada. En la frontera los productos venezolanos regulados son vendidos al doble y al triple del precio y en peso (la moneda colombiana). Pagan hasta un millón de bolívares para pasar un camión con mercancía.

En los abastos, tiendas y puestos ambulantes de Maicao es más fácil conseguir los productos de Mercal que en Maracaibo.

PANORAMA constató que productos como la leche, el azúcar, el arroz, el aceite y la harina de maíz que no se consiguen tanto en la red alimenticia como en los mercados populares y supermercados de la capital zuliana, en esa zona fronteriza colombo-venezolana son vendidos incluso hasta el triple de lo que cuestan.

El sobre de leche de un kilo regulado por el Gobierno nacional a Bs. 4.200 lo venden a Bs. 30 mil (15 mil pesos); el litro de aceite, de Bs. 2.240 a Bs. 14 mil (7.000 pesos), el azúcar de 740 bolívares a Bs. 3.000 (6.000 pesos) y la harina de maíz de Bs. 1.400 a Bs. 5000 (2.500 pesos).

A raíz de la lluvia de denuncias que el año pasado formularon los mercalitos y bodegueros tipo II del Zulia, la presidencia de Mercal y la Asamblea Nacional (AN), a través de la comisión permanente de Contraloría vienen investigando las supuestas irregularidades entre ellas, el desvío de alimentos hacia Colombia.

Desde el año pasado, el organismo viene efectuando una serie de averiguaciones internas en la región con ayuda de las alcaldías de Maracaibo, Mara y Páez, por ser los municipios más cercanos a la frontera, y las comunidades.

Imad Saab, integrante de la comisión permanente de Contraloría de la AN, confirmó que sí existe una investigación al respecto en el Parlamento “ sabemos que lo que está ocurriendo es un secreto a voces”.

Aseguró que dentro de las averiguaciones que se vienen efectuando, el equipo designado está revisando si algunos empleados tienen algún tipo de vinculación, así como las personas que integran la red de mercalitos “sobre todo de las localidades fronterizas” que se prestan para esto.

El diputado a la AN, Francisco López además de coincidir con Saab admitió que ha sido difícil para el Ejecutivo nacional controlar el consumo de estos productos en la frontera.

Se los llevan porque son subsidiados por el Gobierno para sacarle más provecho sin importarles la escasez que generan sobre todo en las ciudades grandes”, expresó.

Asegura que hasta ahora no ha habido “un mecanismo de control eficiente” que permita detener esta irregularidad.

Sabemos que sí se los llevan, pero desconocemos cómo los logran pasar. Considero que en Mercal y las aduanas debe haber una vigilancia más exigente porque el daño, a la final, lo están sufriendo las comunidades”, señaló.

Recordó que el Estado venezolano compra el 50% de los rubros que se producen e importan en el país.

Saab, también agregó que dentro de las averiguaciones el equipo designado está revisando si algunos empleados tienen algo que ver, así como las personas que integran la red de mercalitos que muchas veces se prestan para eso.

Sin embargo, adelantó que la coordinación de Mercal- Zulia está trabajando para “poner orden” en esta situación y así “frenar” el contrabando de extracción.

Y es por esta razón que el Gobierno viene aplicando algunas restricciones de exportación e importación de rubros como el arroz”, señaló.

Las autoridades militares de la región aún no se han pronunciado al respecto sobre las medidas que se tomarán para atacar el problema.

Suplicio

Para María Rodríguez, un ama de casa de 52 años, residente del barrio Felipe Pirela, de la parroquia Eugenio Bustamante, se ha convertido en un suplicio ir a Mercal y no encontrar productos como la leche, el azúcar, la harina de maíz, arroz y aceite.

Con angustia contó que pasa hasta tres horas haciendo cola para entrar a un Mercal en Maracaibo y comprar productos como la leche, azúcar, margarina, arroz, mortadela y aceite, mientras que en Maicao son vendidos en cantidad, y a la intemperie como si estuvieran en el propio mercado Las Pulgas.

Esta misma historia se repite en muchos hogares zulianos a diario sólo por encontrar los artículos de primera necesidad más económicos.

Alcabalas

El traslado de la mercancía —según contaron algunos comerciantes— es fácil.

Un vendedor de las Pulgas, quien prefirió no revelar su nombre, dijo que a partir de las 6:00 de la tarde comienzan a salir los camiones —350 en su mayoría — repletos con la mercancía “diario salen entre 50 y 60 camiones, porque es la hora en la que las alcabalas le dejan el paso libre, pero eso sí, primero tienen que pagar un flete de un millón de bolívares para poder recorrer la ruta sin mayores problemas”, afirmó el hombre.

Nadie dice nada, porque el negocio es grande para no tener problemas al trasladarla hay pagar lo que pidan, porque a la final se le gana mucho más allá que aquí por la regulación de precios que implementó el Gobierno”, señaló otro vendedor de rasgos indígenas del populoso mercado del centro marabino.

actualidad » en esta sección

buscador