Miguel Ángel Landa, el hombre del mítico “Bienvenidos”, está alejado de la TV. Actualmente dirige su propio restaurante en Caracas. Ha sido entrevistado por Richard Becerra y afirma que “si hiciera una película de Chávez, no la dejarían pasar“.

Está alejado de la televisión pero no está retirado. Todo su tiempo lo dedica, actualmente, al arte de la gastronomía, a escribir chistes que escucha en la calle y a su nueva película que estaría por rodarse muy pronto.

Richard Becerra entrevistó, en exclusiva, al actor y productor cinematográfico Miguel Ángel Landa en su restaurante, ubicado en un centro comercial capitalino, y el cual lleva el mismo nombre del espacio humorístico que condujo y produjo durante diecinueve años.

Este restaurante self service lo inauguramos Ernesto Cortés y yo hace dos años y, afortunadamente, nos ha ido bien”, señala Landa ataviado de ropa deportiva, siempre demostrando buen humor y algo de preocupación por la actual situación del país.

Dice que no ha abandonado su carrera artística y que ha participado en varias producciones cinematográficas. “También estoy preparando mi película pero ando buscando los reales. Ya tengo el guión, el asunto es conseguir el dinero”, afirma.

- ¿Nos podría contar de qué trata esa película que estaría por realizar?
- El tema se parece mucho a la película “Ghost”; se trata de un muchacho muy inteligente cuyo padre es ministro y lo manda a estudiar diplomacia a Europa cuando a le gustaría más bien convertirse en policía. Engaña a su papá diciéndole que estudia diplomacia cuando, en verdad, está en Scotland Yard. El muchacho admira a un comisario venezolano que está inspirado en Fermín Mármol León, quien es mi amigo. Es una película que no se ha comenzado a hacer pero que ya tiene diez años escrita.

- ¿No está considerando regresar a la televisión con su programa humorístico “Bienvenidos”?
- Siempre existen posibilidades de regresar a la televisión, bien sea con “Bienvenidos”, en una telenovela u otro tipo de programas como aquellos “unitarios” que eran películas para la televisión. Siempre estoy pendiente de mi carrera, moriré siendo actor y quizás reaparezca por allí de nuevo.

- ¿Descarta retirarse por completo de la pantalla chica?
- No, no me retiro ni de la televisión, ni del teatro, ni del cine, ni del mundo artístico. Moriré siendo actor; tampoco dejo de escribir, inclusive los chistes que escucho por allí los escribo. También estoy trabajando en un nuevo guión que se titula “En busca de un sicario” y es un trabajo que apenas está naciendo.

- ¿Con tanto éxito que obtuvo en Estados Unidos por el programa “Bienvenidos” por qué no se radicó en ese país?
- No sólo en Estados Unidos tuvimos éxito sino también en República Dominicana, Puerto Rico, Costa Rica, Los Ángeles, Miami. Sin embargo, Venezuela es mi país y lo amo, y no lo dejo por nada del mundo. No creo que pueda vivir en otro país, mis raíces están aquí. Y la oportunidad era muy grande porque “Bienvenidos” me dio muchas satisfacciones a nivel de rating, de hecho, en Estados Unidos estuvo en primer lugar. A la gente le gustó ese programa y todos los días me lo piden, siempre me preguntan cuándo arranca de nuevo. La verdad es que sigo escribiendo cosas como si todavía se estuviese grabando el programa.

- Remontándonos a su época de galán de las telenovelas, ¿con qué pareja protagónica logró más química?
- Indudablemente, Doris Wells fue muy especial pero también hice buenos trabajos con Mayra Alejandra, con Marina Baura con quien tuve la oportunidad de hacer “Canaima”. Con Doris hice aquella telenovela famosa, “La Señora de Cárdenas” (escrita por José Ignacio Cabrujas) y con ella aprendí muchísimo, hicimos una dupla bien interesante. Ella me decía cosas en el set tales como “no respondas tan rápido”, “mírame a los ojos y así te interpreto mejor”, en fin, con ella fue muy especial trabajar.

- ¿Qué película y telenovela venezolanas en las cuales haya participado son sus preferidas?
- Sin duda que “La Señora de Cárdenas”, por todo lo que significó; pero hubo muchas cosas importantes que yo hice en televisión, por ejemplo, “Campeones” del cual tengo un gratísimo recuerdo, también “Pobre negro”, “Gómez”, “La muerte de Delgado Chalbaud”, “El esposo de Anaís”; y en el cine “El pez que fuma”, “Manón”, “Cangrejo”, “Los años del miedo”, esta última la dirigí y allí interpreté a Pedro Estrada, un trabajo con el cual me sentí muy satisfecho.
“No veo TVes ni VTV”

- ¿Ya Venevisión le pagó sus prestaciones sociales de acuerdo a la demanda que ganó en los tribunales?
- No, aún no. Eso todavía sigue en los tribunales. El caso pasó a segunda instancia, en donde gané, y ahora está en una instancia superior y espero ganar. Para eso falta todavía unos meses. Pero, allí no hay “tu tía”, es un hecho.

- ¿Considera que ya la opinión pública se olvidó de la salida del aire de RCTV?
- El ser humano es muy especial y eso lo saben los políticos que actualmente nos gobiernan. Tenemos capacidad de olvido, somos cómodos. Hay como una especie de cansancio, un “no importa” que no sé de dónde sale, y veo que vamos hacia el abismo.

- ¿Ha visto algo de la programación de TVes?
- No, no acostumbro ver a TVes, ni al canal ocho. Tengo que ver a esa gente (políticos) cuando son entrevistados por los canales que sí veo. Lo que más veo en televisión es cine, tengo canales que pasan películas muy viejas y yo las disfruto muchísimo. Sólo veo en cine y deporte en la televisión.

- ¿Qué le parece el programa “Aló, Presidente”?
- Lo vi un rato hace mucho tiempo y me di cuenta que eso no iba para ninguna parte, y no lo vi más. Me entero de las cosas que dijo a través de los periódicos.

- ¿Es verdad que el venezolano está dejando de ver telenovelas para ver “Aló, Presidente” y “La Hojilla”?
- Eso lo dirán ellos pero pueden estar seguros que eso no es así ¿Quién va a preferir ver “La Hojilla” o al Presidente hablando durante ocho horas que una telenovela? Venevisión y Televen tienen telenovelas y la misma TVes hará una. Una vez me dijo mi amigo José Ignacio Cabrujas: “Si tú no te metes con la política; la política se meterá contigo”. No me gustaría hablar de política pero todos estamos metidos en el mismo candelero.

Cine venezolano

- ¿Ve positivo el impulso del gobierno al cine venezolano con iniciativas tales como la Villa del Cine?
- Sí, es muy buena esa idea, estupenda. Se ve que es un esfuerzo muy grande pero, desafortunadamente, hay muy poco dinero. Está claro, por ejemplo, que no se puede hacer una película con ochocientos millones de bolívares.

- ¿Cómo ve el cine venezolano de hoy en día, el caso por ejemplo de “Postales de Leningrado”?
- ¡Estupenda película! Ya la vi y me pareció muy buena. Ojalá “Postales de Leningrado” logre concursar en el Oscar, y Dios quiera que gane. Yo eso lo deseo mucho porque eso me daría a mí y a muchos cineastas venezolanos la oportunidad de hacer más películas. Siempre veo cine venezolano, hay algunas cosas que me gustan y otras no. Hay un esfuerzo interesantísimo y muy bueno por parte del gobierno.

- ¿Román Chalbaud y usted siguen siendo amigos a pesar de que él apoya al proceso bolivariano?
- Román y yo no hablamos ahora tanto como antes, él está muy ocupado con su cine y no hablamos de política. Es lo mejor porque él está de acuerdo con el régimen y yo no.

- ¿Haría una película sobre Chávez y la realidad que vive el país?
- Claro, por supuesto, sería maravilloso. Lo malo es que no la dejarían pasar.

Libertad de expresión

- ¿Cómo analiza la situación actual del país?
- Cuando se habla de la situación actual, ciertamente, me preocupan mucho mis hijos, mis nietos, porque no quisiera dejarles un comunismo en el país. Y creo que vamos hacia allá directamente y quien no se de cuenta es porque está ciego o sordo. Nunca creí, por ejemplo, que Venezuela se pudiese dividir en dos toletes: los buenos y los malos.

- ¿Qué opina de la propuesta de reforma constitucional que el Presidente le presentó a la Asamblea Nacional?
- Estoy muy preocupado con la reforma, no sé a dónde vamos a llegar. Cómo se sale, democráticamente, de esta situación cuando todos los días vemos que una persona sale en televisión, y cuantas horas le da la gana, y te insulta como le da la gana. Eso causa molestia, de verdad que enerva.

- ¿Cómo ve la reelección indefinida?
- Eso lo veo terrible, terrible. No es posible que un hombre solo nos mande durante cuarenta años como en Cuba.

- ¿Considera que está en peligro la libertad de expresión?
- Absolutamente, claro que está peligrando. Cómo es posible que cierren Radio Caracas Televisión y les roben todos sus equipos, ¿es eso posible?, ¿en qué país estamos cuando un gobierno roba de un plumazo y no da explicaciones de ninguna naturaleza? ¿Cuándo un gobierno ha tenido tantas televisoras, tantas emisoras de radio y tantos periódicos?

“He sido afortunado en el amor”

Miguel Ángel Landa nació en 1939 en la parroquia La Pastora, Caracas. “Mi infancia fue muy hermosa, muy bella a pesar de la muerte de mi madre cuando tenía doce años de edad”, recuerda. Estudió primaria en la escuela República de Bolivia y cursó bachillerato en el colegio Carabobo. “Yo estoy en permanente contacto con mis hermanos. En la vida he sido un hombre muy afortunado, tengo una familia maravillosa, he tenido unas esposas sensacionales”.

Dice que tiene recuerdos maravillosos de los dieciocho años en los cuales trabajó en Radio Caracas Televisión.

- ¿Qué recuerda de José Ignacio Cabrujas?
- Le decíamos Pepe Nacho, ojalá estuviera vivo. Ojalá pudiera mandar, desde donde está ahorita, una crónica y nos contara cómo ve las cosas de la Venezuela de hoy. Él tenía un talento hermosísimo, era un amigo del alma, una persona trabajadora. Tengo muchos recuerdos de él.

- ¿Usted tuvo muchos amores durante su época de mayor fama en la televisión?
- Te voy a decir algo: he sido afortunado en cuanto a eso. No sé cuántas (mujeres) habrán sido pero sí fueron muchas … y siguen siendo muchas ¡já, já, já, já!

- ¿Cómo se encuentra actualmente su estado de salud?
- Muy bien, mejor sería un abuso.

- ¿Su restaurante “Bienvenidos” tendrá franquicia en el interior del país?
- No, esta es una experiencia que no sé cuánto durará. Esto fue para divertirme, para tener una experiencia. Lo mío es el cine, hacer películas sin parar.

- ¿Qué platillo ha aprendido a cocinar estando al lado del fogón?
- Me quedan muy bien los espaghettis, es algo que aprendí cuando viví en Italia. Y también hago una parrilla muy exquisita, y es lo que más me pide mi familia.

Entrevista: Richard Becerra – Fotos: J. Neira

actualidad » en esta sección

buscador