Foto: AFP Photo / Maxi Failla

Los argentinos son “burros”, “irracionales” y “patoteros” (matones) y Cuba “se cae a pedazos” dijo el ex guerrillero y presidenciable José Mujica, del Frente Amplio, que gobierna en Uruguay, en un libro de entrevistas de Alfredo García, recién editado en Montevideo.

Argentina “es un país que se despedaza al pedo (sin necesidad). Lo que hicieron los del gobierno y el campo. Burro el gobierno y burro el campo, burros todos”, afirma Mujica en el libro “Pepe Coloquios”, de Editorial Fin de Siglo.

“¡Tenían una cosecha de 25.000 millones de dólares! De soja. Y se ponen a pelear, en momentos de decir: ‘vendé, después nos peleamos, pero primero vamos por la plata. Perdieron más de siete, ocho mil millones de dólares, perdieron todo, lo evaporaron”, señala en referencia al conflicto desatado en Argentina por las retenciones a las exportaciones agrícolas.

Son “totalmente irracionales”, agrega el dirigente histórico de la guerrilla urbana Tupamaros, de 74 años, devenido en político, en tanto considera que la institucionalidad en Argentina “no vale un carajo”.

Sin embargo, Argentina “no es un país de cuarta, una república bananera”, señaló Mujica, que la semana pasada se reunió con la presidenta de ese país, Cristina Fernández de Kirchner.

“Vamos a no creer que la Argentina es un pueblo de tarados, tienen una intelectualidad potente, pensadores importantes, ¡vamos!. Tiene un grado importante de desarrollo relativo en el contexto de América Latina (…). Ahora, tiene reacciones de histérico, de loco, de paranoico”, asevera.

Valora que “lo más curioso es que este gobierno es de lo mejor que ha tenido Argentina, como gobierno de izquierda. Ahora, son peronistas, patoteros. Dios me libre”.

No obstante, para Uruguay, “Argentina es un país determinante” y “tenemos que tener una política de guante blanco” con ese país, dijo.

Mujica estimó que los argentinos “nos quieren en pila” pero que eso “no” es recíproco, “porque nosotros -de Argentina- tenemos la impresión de Buenos Aires; en las provincias la gente es distinta. Además otra cosa, cuando tenemnos que rajar, el primer lugar es allá; y dentro de Argentina, sobre todo Buenos Aires. El uruguayo es como yuyo en Buenos Aires”.

Las declaraciones de Mujica evocan otros polémicos dichos del ex presidente uruguayo Jorge Batlle (2000-2005), que en 2002 afirmó en una entrevista con el canal de TV Bloomberg, afirmó que “los argentinos son una manga de ladrones, desde el primero hasta el último”.

Batlle viajó luego a Buenos Aires para disculparse con el entonces mandatario Argentino Eduardo Duhalde, y lloró ante cámaras.

Por otra parte, Mujica dice en el libro que Cuba “se cae a pedazos. Se cae de vejez”, y critica a la prensa oficialista de la isla: “¿Vos viste lo que es la prensa de Cuba? No se puede leer (…) por aburrimiento (…) Es insoportable”.

“Vamos a dejarnos de joder; hay que tener la frescura de reconocer las cosas que son grandes. Un margen de competencia es sano”, agregó.

Asimismo, consideró que existe en Cuba “una economía paralela, clandestina”, que produce “sociolismo” en vez de socialismo.


© 1994-2009 Agence France-Presse

actualidad » en esta sección

buscador