Reporte especial de AP TV

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad volvió a advertir el martes contra cualquier ataque militar a Irán, además de pedir a las potencias extranjeras que retiren sus tropas de la región, en víspera de viajar a la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

“Ninguna potencia osará desarrollar en su espíritu la idea de atacar Irán”, declaró Ahmadinejad en un discurso durante la inauguración del desfile anual de las fuerzas armadas iraníes.

“Nuestras fuerzas armadas cortarán en cualquier parte del mundo la mano de cualquiera que quiera disparar contra Irán aún antes de que apriete el gatillo”, declaró Ahmadinejad, precisando que la capacidad militar de Irán es sólo “defensiva”.


En los vehículos militares se habían colgado banderolas con las consignas “muera Israel” y “muera Estados Unidos”.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu nunca ha descartado la opción de un ataque militar contra Irán, insistiendo en el hecho que Israel no permitirá que el régimen de Teherán, que afirma querer borrar de la carta al Estado hebreo, pueda disponer del arma atómica.

Este año, durante el desfile, el ejército iraní presentó sistemas antimisiles y misiles Shahab-3 y y Sejil, de un alcance declarado de unos 2.000 kilómetros.

Se trató de la primera presentación del misil Sejil, de dos etapas y que utiliza combustible sólido.



Una escuadrilla de aviones de combate Saegheh, de fabricación iraní, sobrevoló el desfile.

La agencia Irna informó en un primer momento de que un avión militar que participaba en el desfile se había estrellado al sur de Teherán.

Sin embargo, la agencia retiró posteriormente esta información sin dar explicaciones. Las otras agencias iraníes no informaron de este accidente, que no fue confirmado por las autoridades o por fuentes independientes.

Refiriéndose al controvertido programa nuclear iraní, el presidente Ahmadinejad aseguró también que “el mundo debe saber que el pueblo iraní defenderá con fuerza sus derechos y su territorio”.


Ahmadinejad también llamó a la retirada de las tropas extranjeras de la región evocando la situación en Irak y en Afganistán.

“Les aconsejo volver a sus propios países y utilizar los grandes gastos militares para solucionar los problemas de sus pueblos. Es mejor para ustedes”, afirmó en su discurso, retransmitido en directo por la televisión estatal.

“Los pueblos de la región son hostiles a la presencia de los extranjeros y es imposible que la potencias extranjeras puedan tener bases (militares) a largo plazo en la región”, agregó.


Tras el desfile, Ahmadinejad partió de Irán con destino a Nueva York para participar en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Irán y el grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) deben reunirse el 1 de octubre para hablar de las propuestas iraníes sobre el programa nuclear de Teherán.

Las potencias occidentales sospechan que Irán quiere dotarse de la bomba atómica, lo que Teherán niega.

El fortalecimiento de las capacidades militares de Irán, en particular el desarrollo del programa balístico, también provoca inquietud entre las grandes potencias.

El ministro iraní de Relaciones Exteriores, Manuchehr Mottaki manifestó que durante las negociaciones del 1 de octubre, Irán espera construir la “confianza” con las grandes potencias, según informó la agencia Irna el lunes en la noche.

Por Siavosh Ghazi
© 1994-2009 Agence France-Presse

actualidad » en esta sección

buscador