El anuncio de la senadora Piedad Córdoba sobre avances en sus gestiones para el “intercambio humanitario”, hecho el viernes pasado en Caracas, pareciera confirmar que ya se produjo un contacto de alto nivel entre las Farc y el facilitador Hugo Chávez. Edgar C. Otálvora analiza en su informe de esta semana el tema de la negociación con las FARC.

Este es su Informe completo:

Por razones aún no explicadas, la firma de la constitución del Banco del Sur fue aplazada una vez más. El gobierno venezolano ha anunciado reiteradamente la inminente firma del documento constitutivo de la entidad financiera regional promovida por el presidente Hugo Chávez. En su momento, Caracas promocionó que el Banco nacería el mismo día que comenzaba la Copa América jugada en junio pasado. Cuando ya parecía que existía un consenso entre los dos principales socios fundadores (Venezuela y Brasil) sobre los objetivos del banco, su creación ha sido nuevamente aplazada. Se esperaba que el 3 de noviembre se encontraran en Caracas los mandatarios de los siete países fundadores del banco, hecho que ya no ocurrirá.

La suspensión del acto se conoció por una vía inusual: el gobierno uruguayo informó a la prensa que el presidente Tabaré Vásquez, tras un periplo que lo llevará a EEUU, regresaría a su país un día antes de lo previsto, ya que se suspendía su planeada escala en Caracas.

*****

El anuncio de la senadora Piedad Córdoba sobre avances en sus gestiones para el “intercambio humanitario”, hecho el viernes pasado en Caracas, pareciera confirmar que ya se produjo un contacto de alto nivel entre las Farc y el facilitador Hugo Chávez. Hasta ahora públicamente el estado del proceso de negociaciones entre el gobierno colombiano y las Farc para intercambiar secuestrados por presos, indicaba que el gobierno colombiano había puesto sus condiciones y se esperaba una respuesta directa de la guerrilla. Estos pasos, más o menos típicos de cualquier negociación, además están sazonados con la intervención de dos personajes (Chávez y Córdoba) que aspiran capitalizar políticamente cualquier resultado positivo que se obtenga, e incluso utilizar el mismo proceso de negociación como elemento publicitario propio.

*****

El veterano político colombiano Gustavo Vasco Muñoz, ex embajador en Caracas en tiempos de CAP, uno de los miembros del Sanedrín que gobernó Colombia durante el mandato de Virgilio Barco Vargas, hizo una aparición pública recientemente, con motivo de un reconocimiento que le hiciera el presidente Alvaro Uribe. Vasco afirmó a El Tiempo de Bogotá que. “Fue muy hábil de Uribe introducirlo (a Chávez) en el tema del acuerdo humanitario y poner en sus manos la posibilidad de ese acuerdo, vincularlo a tan grave problema. Así, Uribe demostró que sabe tomar decisiones audaces. Lo malo es que las Farc no tienen interés en que haya acuerdo. Con la gran victoria militar, como fue llegar al campamento del ‘negro Acacio’, el Secretariado (de las FARC) ya no es inmune; pueden ubicar sus campamentos y bombardearlos. Esa vulnerabilidad hace más útil que nunca mantener a los secuestrados como escudo protector.”

La opinión de Vasco es compartida por la élite gobernante en Colombia, como lo evidenció recientemente el ministro de Defensa Juan Manuel Santos. En la misma perspectiva andan importantes analistas políticos venezolanos como es el caso de Manuel Malaver, quien duda que las Farc tengan la menor intención de entregar a los secuestrados que retiene.

*****

Miraflores le bajó volumen público a su intervención en las negociaciones Uribe-Farc. La espectacularidad de las transmisiones de TV vía satélite no es el espacio usual para los cabecillas de las Farc, a menos que la puesta en escena ya esté preparada a su favor. En los últimos días Chávez dejó que fuera la senadora Córdoba la que informe al público sobre el caso. Incluso un show musical programado por el gobierno venezolano para efectuarse en apoyo al “intercambio humanitario” fue aplazado por una semana, por órdenes de Chávez. Pero la discreción diplomática al parecer durará poco. El show que contará con artistas cubanos y de otros países se realizará el día 3 de noviembre. En esa fecha Chávez debería mostrar algún resultado de sus gestiones con las Farc. El tenor del anuncio del comandante bolivariano, por ironías del destino, al parecer estaría condicionado a la posición que EEUU asuma esta semana al respecto.

*****

Piedad Córdoba viajará esta semana que comienza una vez más a Washington, donde será recibida por la Secretaria de Estado Condoleezza Rice. Este hecho da peso a la presunción de que ya se contaría con una oferta concreta de las Farc para la liberación de tres estadounidenses que permanecen secuestrados en Colombia por la guerrilla.

Un mes atrás, el embajador de EEUU en Bogotá, William Brownfield, había afirmado que su gobierno estaba interesado en el proceso de negociación con las Farc, pero que resultaba preciso que la guerrilla hiciera una propuesta concreta. El hecho de que la Secretaria Rice se involucre personalmente en este asunto, no sólo señala la presión que la oposición demócrata está haciendo sobre la Casa Blanca, sino que advierte sobre la existencia de alguna propuesta de las Farc, de la cual la señora Córdoba sería emisaria.

*****

El show pro “intercambio humanitario” en Caracas tendrá lugar en el Paseo de Los Próceres, a las puertas de Fuerte Tiuna. Se realizará la noche antes del domingo para el cual Chávez organiza una marcha en Caracas en apoyo a su propuesta de reforma constitucional para establecer la reelección presidencial indefinida. Aparte de grupos políticos de oposición, la reforma se ha visto con absoluta frialdad por amplios sectores. La abstención, tanto la promovida por una parte de la oposición como la generada por indiferencia de los electores, hace que el referendo consultivo pueda constituirse en una derrota mediática para Chávez. La reforma sería aprobada independientemente del número de votantes efectivos que asistan a las urnas, pero Chávez quiere mostrar a las cámaras de la TV mundial, que su nueva Constitución tiene apoyo popular. La concentración del próximo domingo tendría como propósito mover a la base chavista para empujarla en el apoyo a la reforma.

*****

La presencia de militares venezolanos en Bolivia se ha convertido en uno de los temas candentes en la política de ese país. Cinco prefectos (equivalentes a gobernadores) de los nueve que existen, firmaron una declaración solicitando al gobierno de Evo Morales, retirar las tropas militares extranjeras que estarían “interviniendo en asuntos internos inherentes al país”. La referencia estaba dirigida claramente a los militares venezolanos. El gobierno de Morales rápidamente respondió que la presencia militar extranjera se limitaba al auxilio de países vecinos en razón de ayuda humanitaria, mencionando a un grupo de ingeniería militar venezolano que ejecuta obras públicas en Bolivia. Luego, en dos ocasiones, Hugo Chávez anunció que organizaría una guerrilla para defender el gobierno de Morales. El general Freddy Bersatti, comandante General de Ejército salió al paso de Chávez: “En este momento tenemos unas excelentes relaciones militares entre Venezuela y Bolivia, como lo tenemos con todos nuestros vecinos” para agregar Bersatti que los militares bolivianos no tolerarán “la intromisión”. El discurso del militar tiene cargadas diferencias con respecto al discurso de los ministros de Morales.

El Informe Otálvora
Edgar C. Otálvora
El Nuevo País

actualidad » en esta sección

buscador