El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, analizó hoy con la Corte Suprema de Justicia (CSJ) la derogación del decreto mediante el cual suspendió durante 45 días varias garantías constitucionales.

Foto: AFP PHOTO/ Franklin RIVERA

Micheletti dijo a la prensa al término de la reunión, en la sede del máximo tribunal, que llegó “a escuchar la posición de la Corte Suprema”, “los consejos” de los magistrados y “si se ha cometido algún error o no” en la emisión del decreto.

El gobernante de facto indicó que la reunión con la CSJ fue parte de las consultas con distintos órganos y sectores previas a su decisión sobre el decreto.

Sin embargo, señaló que la derogación del decreto, solicitada por el Parlamento y sectores políticos del país, “es decisión del Gobierno de la República en Consejo de Ministros”, que lo publicó el sábado anterior en La Gaceta oficial.

Micheletti dijo en una entrevista con Efe que el estado de sitio “no va a durar 45 días, van a restituirse las garantías lo más pronto posible”.

“El viernes posiblemente llamamos al Consejo de Ministros y entre todos decidiremos cuál es la situación que se va a vivir, la decisión se toma el viernes”, apuntó.

Por otra parte, una fuente de la Presidencia dijo a Efe que, por segundo día, el Gobierno de facto no impuso hoy el toque de queda que venía aplicando por varias horas diarias desde que Zelaya apareció en la Embajada brasileña tras volver en secreto al país el 21 de septiembre.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador