AP / AP Photo/Fernando Llano

La Asamblea Nacional aprobó tarde en la noche del martes una reforma de la ley de Fuerza Armada, que da carácter legal a la figura de los “cuerpos combatientes”, que estarán integradas por voluntarios civiles que ayudarán a los militares en la defensa del país.

La reforma entrará en vigencia una vez sea publicada en la gaceta oficial.

La reforma entrará en vigencia una vez sea publicada en la gaceta oficial.

El presidente de la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad, diputado Juan José Mendoza, declaró que con la reforma de la ley, que data de agosto del 2008, se “materializa la fusión cívico-militar que ha planteado el comandante-presidente de la República, Hugo Chávez Frías”, según declaraciones transmitidas el martes por la estatal Radio Nacional de Venezuela.

El legislador recordó que la Constitución aprobada en 1999 establece “el principio de corresponsabilidad”, que le confiere a civiles y militares la responsabilidad conjunta en la defensa de la integridad y seguridad del territorio venezolano.

Con la ley “surge la Milicia Bolivariana… integrado por la milicia territorial y cuerpos combatientes, destinada a complementar a la Fuerza Armada… en la defensa integral de la nación, para contribuir en garantizar su independencia y soberanía”, indicó Mendoza.

La milicia depende directamente del presidente de la república, comandante en jefe de la Fuerza Armada en todo lo relativo a los aspectos operacionales, indicó el instrumento legal.

Con la ley “surge la Milicia Bolivariana… integrado por la milicia territorial y cuerpos combatientes, destinada a complementar a la Fuerza Armada

Los cuerpos de combatientes” estarían conformados por voluntarios “que laboran en instituciones públicas y privadas“, que serían “registrados, organizados y adiestrados por el comando general de la Milicia Bolivariana”, como denominan al nuevo componente militar venezolano, precisó.

La milicia será movilizada durante los períodos de instrucción, “asimismo podrá movilizarse en estados de excepción”, de acuerdo a la reforma legal.

Los adversarios de Chávez rechazan la reforma, afirmando que ese instrumento legal permite que se armen a civiles simpatizantes del gobierno.

La Constitución no autoriza al presidente Chávez, ni a ningún gobierno a que pueda uniformar a la militancia de su partido. Podrán llamarla milicia o como quieran, pero en el fondo esto fue lo que se aprobó anoche”, dijo el martes a la prensa el diputado Ismael García del partido Podemos, otrora aliado de Chávez.

Chávez y sus aliados rechazan esas acusaciones.

Copyright 2009 The Associated Press.

actualidad » en esta sección

buscador