Integrantes de la policía y del Ejército de Guyana fueron enviados hoy por las autoridades de ese país a la zona fronteriza del Esequibo donde soldados venezolanos presuntamente volaron el jueves dos dragas que operaban allí con C-4. Venezuela negó que el ataque militar se hubiera producido en territorio guayanés y hoy se produjeron reuniones diplomáticas para aclarar el incidente.

El envío de soldados y policías guyaneses se produce un día después de que el embajador de Venezuela en este país, Darío Morandy, fuera convocado por las autoridades de Guyana para que diera explicaciones sobre el incidente.

Un militar de alto rango de las Fuerzas de Defensa de Guyana (GDF, por su sigla en inglés) dijo que un contingente de soldados venezolanos, con apoyo aéreo de un helicóptero, voló dos dragas localizadas en territorio guyanés, sin que haya que lamentar heridos.

Venezuela negó el viernes la acusación. “De acuerdo a la información que tenemos, nada como eso ha pasado; no está en el área fronteriza, es en Venezuela“, dijo el embajador de Venezuela en Guyana, luego de la segunda ronda de conversaciones con Insanally, quien el jueves le mandó llamar para una reunión de urgencia sobre el tema.

Morandy dijo que la operación de tres días, que está previsto termine el sábado, estaba dirigida a patrullar el área en busca de mineros de oro venezolanos, guyaneses y brasileños ilegales. El embajador explicó en un mapa que las operaciones se realizaban desde San Juan de Wenamu a San José de Anacoco en el oeste del país.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores y la Fuerza de Defensa de Guyana (GDF) sostienen que 36 miembros del Ejército venezolano entraron a tierras guayaneses y explotaron dos dragas de extracción de oro cerca de la isla Iguana en el río Cuyuni

Estamos muy trastornados con este informe porque afecta nuestra soberanía territorial y hemos pedido al gobierno de Venezuela para que dé una explicación de las circunstancias“, dijo Insanally a AFP.

La explosión de las dragas con Composition-4, una variedad de explosivo plástico, se dio a menos de un año de que Guardias Nacionales venezolanos mataran a un guyanés de 29 años en Eteringbang, Essequibo, acusándolo de contrabandear combustible.

Guyana decidió recientemente abandonar el Banco del Sur que integran Venezuela y varios países latinoamericanos, pero sigue comprando el 50% de su combustible bajo el trato de PetroCaribe.

Estos incidentes ocurrieron en la rica región mineral y forestal de Essequibo, territorio que Venezuela reclama desde hace un siglo. Alegando vicios en el proceso, Venezuela se ha negado a reconocer un laudo arbitral de 1899 que cedió a Guyana -en ese momento colonia británica- la región del Esequibo. Esta controversia entre Venezuela y Guyana cuenta desde 1989 con la mediación de la ONU.

El embajador de Venezuela, Darío Morandy, y el ministro de Relaciones Exteriores de Guyana, Rudy Insanally, se encontraban hoy viernes en negociaciones.

El fortalecimiento bélico de Venezuela ha sido materia de preocupación en algunos países de la región.

Con información de AFP, The Washigton Post y Efe

actualidad » en esta sección

buscador