Publicado el 04 de Abr de 2009 4:55 pm |

10,415 lecturas   46 comentarios

El boxeo venezolano está de luto por la perdida de Marcano. Foto IND

Alfredo Marcano, uno de los grandes pugilistas del paí­s en los años setenta murió a los 62 años en su natal Cumaná, tras librar una larga batalla contra el cáncer al que no pudo noquear como a tantos rivales que tuvieron el atrevimiento de enfrentarlo en el ring.

La pegada de Alfredo Marcano era demoledora y desde sus primeros dí­as como pugilista aficionado hizo valer la potencia de sus nudillos. En 1961 su potente uper y su gancho de derecha comenzaron a hacer estragos en el boxeo aficionado, y en su primera incursión en un campeonato nacional fue considerado el mejor pugilista de su división, tras propinar una felpa en el combate final a Esteban Marcano.

En 1966 debutó con un triunfo sobre Pedro Chirinos y tras una serie de victorias por la ví­a del sueño, recibió la oportunidad de pelear por el tí­tulo mundial contra el japonés Hisoshi Kobayashi, el 29 de julio de 1971.

Pero tras una batalla a sangre y fuego, Marcano logró derrotar al recio boxeador japonés en el noveno round, para alzarse con la corona mundial superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo, y sumarse al grupo de gladiadores criollos que reinaban en ese año: Betulio González (mosca), Vicente Paúl Rondón (semipesado) y Antonio Gómez (pluma).

En un abril, los puños del filipino Ben Villaflor le hicieron perder la corona, y en otro, 37 años después, se le esfumó la existencia.

A las 7:10 de la noche de ayer se registró su hora de deceso. Un cáncer de garganta que ya habí­a hecho estragos desde fechas atrás mantení­a a sus cercanos a la espera del desenlace, que no llegó con un upper de derecha fulminante, su marca de fábrica, sino en continuas ráfagas de jabs tan potentes a la larga como mortí­fero eran los derechazos de este cumanés.

Marcano se lleva a su última morada sus 42 victorias (27 por nocaut), cinco empates, una nula, una suspendida y 12 derrotas, y el upper de derecha que le hizo escalar la cima. El tercer criollo campeón mundial se lleva también parte de la historia del boxeo venezolano.

Via Prensa Instituto Nacional de Deportes y El Tiempo

Comments are closed.