Publicado el 22 de Jun de 2009 5:34 pm |

17,678 lecturas   61 comentarios

Foto: Jeff Vinnick/Reuters

Mundial de Estados Unidos. Partido entre la anfitriona y Colombia en el estadio Rose Bowl de Los Ángeles ante más de 93.000 almas. Andrés Escobar iba a ser el desgraciado protagonista del encuentro y que a la postre iba a significar su muerte varios dí­as más tarde.

En el minuto 13 del encuentro, el defensa colombiano intentó despejar un balón ante la presencia del estadounidense John Harkes con tan mala suerte que el esférico acabó dentro de su porterí­a. Aquel partido finalizó 2-1 a favor de Estados Unidos y las ilusiones que tení­an los seguidores colombianos en el Mundial de 1994 acabaron por los suelos.

En este video se puede apreciar la jugada que marcó la vida del futbolista Andrés Escobar.

Colombia llegaba a la cita mundialista como un combinado potente. Con jugadores como René Higuita, Valderrama, Asprilla, Freddy Rincón o el ‘Tren’ Valencia, los aficionados veí­an que esta era una buena oportunidad para llegar lejos en un Mundial. Sin embargo, Colombia acabó último de la fase de grupos ante las selecciones de Rumaní­a, Suiza y Estados Unidos. Fue en su segundo partido del Mundial cuando Andrés Escobar iba a marcar un gol que supondrí­a más tarde en su condena a muerte.

Ya de regreso a Colombia, Escobar disfrutaba de varios dí­as de vacaciones en Medellí­n cuando una noche acabó tiroteado en una discoteca. El asesino, Humberto Muñoz Castro, se encontró con el futbolista y no dudó en increpar a Escobar por aquel fatí­dico autogol ante Estados Unidos. El jugador intentó por todos los medios no entrar en conflicto con Humberto, pero este no se lo pensó dos veces y le disparó hasta en doce ocasiones con su pistola. Andrés Escobar no llegó vivo al hospital.

Tras conocerse la noticia, el mundo del futbol quedó conmocionado. Aunque no se ha podido comprobar, muchos hablaron que detrás de este asesinato estaban las mafias dedicadas a las apuestas deportivas.

Este siguiente video muestra como los medios colombianos informaron sobre la noticia de la muerte de Andrés Escobar en 1994.

Los periódicos del dí­a de su muerte mostraban su incredulidad tras lo sucedido con ‘El Caballero’, apodo de Andrés, y no dudaron en etiquetar a este futbolista como “un auténtico héroe”. La afición asegura en estos dí­as de dolor que todaví­a no ha salido un jugador en Colombia como el desaparecido Escobar.

Sin embargo, muchos seguidores han querido ir más lejos y alguno comenta que tras el partido ante Estados Unidos y el gol en propia puerta de Escobar “mucha gente se imaginaba que podí­a ocurrir lo que finalmente sucedió. En Colombia esas cosas no se respetan”. Nunca un autogol supuso pagar un precio tan alto. A su funeral asistieron más de 100.000 personas que todaví­a recuerdan el dí­a en que un tal Humberto Muñoz Castro se cruzó en la vida de Escobar.

El asesino, en libertad por “buena conducta”

El asesino del defensa colombiano fue condenado a 43 años de cárcel… pero once años más tarde Humberto Muñoz Castro volverí­a a disfrutar injustamente del sabor de la libertad. Su pena fue rebajada a los 23 años, sin embargo el juez ordenó en 2005 la libertad condicional para el asesino de Andrés Escobar por “buena conducta” dentro de la cárcel.

Esta decisión provocó un grandí­simo revuelo entre la población colombiana, que observaba con estupor cómo el individuo que acabó con la vida del zaguero volví­a a pisar la calle. Como si el 2 de julio de 1994, dia en que falleció Escobar, no hubiera pasado nada.

En Julio de 2002, la ciudad de Medellí­n levantó un monumento en memoria del fallecido futbolista. Este lunes se cumplen 15 años de aquel fatí­dico gol en propia puerta de Andrés Escobar y que diez dí­as después supondrí­a su condena a muerte.

Para ver el artí­culo original pulse aquí­.

Ví­a www.marca.com

Comments are closed.