Publicado el 23 de Mar de 2008 4:58 am |

70,584 lecturas   112 comentarios

Los Tigres de Detroit, al filo de la medianoche de este sábado, llegaron a un acuerdo preliminar con el tercera base venezolano para firmar la extensión de su contrato en la cual estarí­a amarrado por unos $153.3 millones de dólares, para de esa forma convertirse en el pelotero con el contrato más grande en la historia de la divisa, además supera los $137.5 millones de dólares por seis campañas que firmara en enero de este año el zurdo Johan Santana con los Mets de Nueva York para ser el venezolano con la firma más jugosa en la historia de las mayores.

Lo reporta Jean Carlos Arias Troisi, editor del blog El Comandante del Béisbol.

Lo que eran simples rumores en los últimos dí­as en la cual querí­an llegar a un acuerdo antes de comenzar la temporada regular, ahora es toda una realidad. La noticia que ha sido difundida primeramente por www.espndeportes.com en la noche de este sábado estará llegando a todos los medios nacionales en las próximas horas. Una fuente muy ligada al aragí¼eño Miguel Cabrera dijo que el pelotero firmó un contrato de unos $135.3 millones de dólares por las próximas ocho temporadas con el conjunto Tigres de Detroit, con lo que estarí­a finiquitando esa “danza de los millones” este lunes 24 cuando se someta a exámenes fí­sicos.

Cabrera, quien podí­a ser agente libre al termino de la campaña del 2009, tiene asegurado para este 2008 un total de 11,3 millones de dólares en el 2008 y luego del 2009 al 2016 le depará una suma promedio de $19 millones de dólares anuales, además de bonos y un sin fin de clausulas estipuladas en dicho contrato. “El tabulador financiero” de Cabrera ha venido incrementándose con el pasar de los años, cuando en el 2003 comenzó ganando unos $165.574, luego en el 2004 le dieron unos $320.000, para 2005 y 2006 colocarse en $370.000 y $472.000 respectivamente. Ya en el 2007 recibió su primeros “melones” cuando ganó su caso de arbitraje salarial por unos $7.400.000.

Fue adquirido como recordarán procedente de los Marlins de la Florida en el cambio que involucró también al lanzador siniestro Dontrelle Willis y a cambio Florida recibieron a la prometedora estrella de los jardí­nes Cameron Maybin, al también zurdo Andrew Miller, el receptor Mike Rabelo y otros tres jugadores más en diciembre del 2007.

El slugger de Maracay en sus cinco temporadas en el mejor béisbol del mundo, en 720 partidos tiene promedio de 313 (2694-842), con 183 dobles, 10 triples, 138 jonrones, 523 impulsadas y 449 anotadas. No se ha visto pelotero alguno en sus primeros cinco años con similares números, apenas Albert Pujols es el único quien puede “malograr” de alguna manera tal magnitud de hazaña que Cabrera ha experimentado en su naciente pero vertiginosa carrera.

Hay que dejar dos cosas muy claras, primero sus $153 millones de dólares figuran como el cuarto contraro más grande en la historia de las Grandes Ligas, superados por los $275 millones del antesalista Alex Rodrí­guez de los Yankees de Nueva York, los $189 millones que los propios mulos Bronx le dieron al capitán Derek Jeter y los $160 millonares que le otorgaron los Medias Rojas de Boston a Manny Ramirez. Segundo, tira al piso #2 $137.5 millones de dólares que le dieron por seis campañas al zurdo de Tovar, Johan Santana, los Mets de Nueva York, para de esta manera Cabrera convertirse en el venezolano mejor pagado en la historia de las mayores.

La fanaticada de los Tigres de Aragua puede, de alguna manera, “despedirse” de Miguel Cabrera, ya que un pelotero con esa valí­a será imposible que vuelva a jugar en el engramado venezolano, aunque ya semanas atrás manifestó su decisión de no jugar con el conjunto aragí¼eño, actuales monarcas de la pelota venezolana, por la permanencia en el equipo del manager norteamericano Buddy Bailey, con el cual mantiene muchas diferencias. Aragua ha estado en las últimas seis series finales de nuestro béisbol venezolano, cuatro de ellos alzándose con el tí­tulo de campeón y en todas ellas, tuvo que ver directamente Miguel Cabrera para conseguirlas.

El Comandante del Béisbol | Foto Museo de Beisbol

Comments are closed.