• Los 15 vehículos solares recorrerán este primer día unos 330 km hasta la ciudad de Calama.

Publicado el 15 de nov de 2012 12:13 pm | 4.909 views

Foto: AFP

(ALTO HOSPICIO, Chile, 15 de noviembre. AFP) – Quince automóviles solares, algunos movidos también por tracción humana, iniciaron este jueves la segunda edición de la “Carrera Solar Atacama”, una prueba única en América Latina que recorre 1.300 km por el desierto más árido del mundo, en el norte de Chile.

La nueva edición de la prueba, que el año pasado recorrió un poco más de 1.000 km por estos mismos áridos parajes, arrancó desde la exoficina salitrera de Humberstone, en la localidad de Alto Hospicio, unos 800 km al norte de Santiago.

Enclavada en medio del desierto de Atacama, Humberstone -declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco-, es un pueblo fantasma, con todas sus instalaciones -piscina, hospital, teatro, hotel, cancha de tenis- completamente abandonadas tras el fin de la extracción del salitre a inicios del siglo XX.

Desde allí, los 15 vehículos solares que se clasificaron en las pruebas previas que se desarrollaron el miércoles, arrancaron a primera hora de este jueves, para recorrer este primer día unos 330 km hasta la ciudad de Calama.

Foto: AFP

Los vehículos compiten en dos categorías: por un lado los autos impulsados únicamente por el sol y por otro los triciclos, que combinan la tracción humana con las baterías alimentadas por el sol.

Este año venimos con un mejor diseño de ingeniería, que hace al auto más competitivo“, dijo a la AFP, Leonardo Saguas, a cargo del equipo Antakari-Intikallpa, que ganó el pasado año la carrera y es uno de los favoritos para esta segunda edición. El auto esta vez alcanzaría una velocidad de 120 km/h.

Antes de la salida, los miembros del Antakari -alumnos y profesores de la Universidad de La Serena-, limpiaban las placas solares, mientras que su principal rival, el auto Eolian -desarrollado por la Universidad de Chile-, protegía las placas para mantenerlas frías y así conseguir un mejor rendimiento.

También participan en la carrera vehículos diseñados por la Universidad de Concepción y la Universidad Federico Santa María, entre otras instituciones de Argentina, Venezuela e India.

Foto: AFP

La mayoría de los vehículos impulsados sólo por el sol constan de una nave rectangular y plana, forrada con placas solares que absorben la energía y la almacenan en baterías, además de un cubículo que alberga al piloto.

“En el día de hoy, la estrategia es no cometer errores. Tenemos un ascenso hasta Calama, aunque el viernes el ascenso es más duro”, comentó Saguas.

En su trayecto, los vehículos avanzan por rutas que comparten con camiones, autos y autobuses.

Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP