• Moscú amaneció cubierta por un manto blanco de nieve que ha alcanzado ya los veinte centímetros de grosor
    • El tráfico está prácticamente parado en la ciudad.

Publicado el 29 de nov de 2012 8:26 am | 4.215 views

Foto: EFE

(Moscú, 29 nov EFE).- Más de dos decenas de vuelos no pueden salir de los tres aeropuertos de la capital rusa por la copiosa nevada que cae sobre la ciudad desde últimas horas de ayer, informaron hoy las autoridades aeronáuticas del país.

Al mismo tiempo, la mayoría de los vuelos con destino Moscú son desviados a los aeropuertos de otras regiones de Rusia central.

Moscú amaneció cubierta por un manto blanco de nieve que ha alcanzado ya los veinte centímetros de grosor por la abundante nevada, que no se vivía con tanta intensidad en la capital rusa desde hace más de medio siglo.

A dos días del inicio oficial del invierno, que en Rusia se cuenta a partir del 1 de diciembre, los servicios meteorológicos prevén que la nevada continué en los próximos días y la capa de nieve supere el medio metro.

El director del Servicio Meteorológico de Moscú, Alexéi Liajin, señaló que la nevada continuará de manera casi ininterrumpida hasta el próximo sábado.

“Lo hemos hablado con los meteorólogos. Hace más de 50 años que no sucedía nada parecido en Moscú” a estas alturas del año, dijo a los periodistas el teniente de alcalde de la capital para servicios comunitarios, Piotr Birukov.

Moscú está desde la víspera en alerta por fuerte nevada, ventiscas, hielo y vientos de hasta 72 kilómetros por hora.

En menos de 24 horas, las precipitaciones sobre la ciudad han superado el 35 por ciento de la cunatía mensual de noviembre.

El tráfico está prácticamente parado en la ciudad, sobre todo en el centro, donde numerosos accidentes y la nieve hacen extremadamente difícil la circulación.

Tan solo durante las primeras horas de la mañana, se han registrado en la ciudad más de medio centenar de colisiones entre coches.

Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE/Yuri Kochetkov
Foto: EFE/Yuri Kochetkov
Foto: EFE/Yuri Kochetkov
Foto: EFE/Yuri Kochetkov
Foto: EFE/Yuri Kochetkov