• Los protestantes exigen leyes más contundentes que castiguen con severidad este tipo de hechos

Publicado el 29 de dic de 2012 3:17 pm | 5.166 views

Foto: AFP

(Caracas, 29 de diciembre. Noticias24) – Cientos de personas en Nueva Delhi hacen un alto en sus actividades y salen a las calles con velas y pancartas como medida de protesta y reflejo de indignación, luego de que una joven muriera tras ser salvajemente violada y golpeada por varios hombres.

Los líderes indios multiplicaron los llamamientos a la población para que mantenga la calma después de la muerte, el sábado en un hospital de Singapur, la joven estudiante de medicina.

La policía cerró partes del centro de la capital después de que el hospital de Singapur, en donde estaba siendo atendida desde hace dos días, anunciara la muerte de la joven de 23 años.

Toda la zona donde reside la familia de la joven fue cercada y aislada de la prensa.

El primer ministro Manmohan Singh afirmó en un comunicado que estaba “profundamente entristecido” con la noticia de la muerte de la joven, y que consideraba “comprensibles” las manifestaciones que estallaron a causa del episodio.

El cuerpo de la joven, llegó el domingo al aeropuerto internacional Indira Gandhi, en Nueva Delhi. Poco después, un cortejo llevando el ataúd dorado y familiares de la víctima se traslado al distrito de Janakpuri, donde la joven vivía y estudiaba. Toda la zona donde reside la familia de la joven fue cercada y aislada de la prensa.

En tanto, miles de personas participaban en diversos puntos de Nueva Delhi de improvisadas vigilias y ceremonias, con encendido de velas, en homenaje a la muchacha a quien el país ahora simplemente llama “Hija de la India”.

La más importante de las concentraciones ocurrió en la zona de Jantar Mantar, en el centro de la capital india, donde manifestantes afirmaron que la muerte de la joven fue un llamado de alerta para un país que sigue negando el nivel de violencia que las mujeres enfrentan cotidianamente. También se registraron manifestaciones en Kolkata, Bombay e Hyderabad.

“Sabemos que no es el primer caso ni será la última violación colectiva en India, pero es claro que ya no vamos a tolerar más crímenes sexuales”, dijo a la prensa Bela Rana, una abogada que participaba de una de las manifestaciones en Nueva Delhi.

Los seis hombres fueron detenidos y se encuentran en prisión, donde ahora se espera que sean acusados de asesinato, un crimen que puede ser condenado con la pena de muerte.

“Esperamos poder presentar la hoja de cargos el 3 de enero”, dijo Dharmendra Kumar, uno de los oficiales de policía de Delhi de más alto nivel.

Las violaciones colectivas ocurren casi a diario en India y muchas de ellas no son denunciadas por las víctimas, que no confían en el sistema judicial y temen la reacción de los agentes de policía de sexo masculino.

Sin embargo, la naturaleza particularmente salvaje de este ataque levantó la ira de la población y condujo al gobierno a prometer mayor seguridad para las mujeres y penas más severas para los delitos sexuales.

“Hemos visto la emoción que este incidente ha generado”, declaró Singh en un comunicado. “Son reacciones perfectamente comprensibles de un país que realmente desea un cambio”, añadió.

“Como mujer y madre, entiendo el dolor. Su lucha no será en vano”, dijo por su parte Sonia Gandhi, líder del gobernante Partido del Congreso.

La policía ha sido muy criticada por sus tácticas para sofocar las protestas, que incluyeron el uso frecuente de gases lacrimógenos y cañones de agua.

La joven salía del cine y estaba acompañada de un chico que también fue agredido.

Neeraj Kumar, el jefe de la policía de Nueva Delhi, pidió en un comunicado que la gente mantenga la calma en la ciudad, y anunció que el área del monumento Puerta de la India, así como 10 estaciones de metro, estarían cerrados al público.

El gobierno ha tenido que defenderse de las alegaciones en las que se afirma que la víctima fue trasladada a un hospital en Singapur para impedir que muriera en territorio indio y evitar así el aumento de las tensiones.

Sin embargo, T.C.A. Raghavan, alto comisionado indio en Singapur, dijo que la decisión fue tomada por razones médicas después de consultas entre el equipo médico que la atendió en Delhi y cirujanos y médicos de Singapur.

El calvario de la joven, cuya identidad no ha sido revelada, empezó después de subir a un autobús en el que se encontraban seis jóvenes en estado de embriaguez, indicaron la policía y los fiscales.

La joven salía del cine y estaba acompañada de un chico que también fue agredido. El autobús, que tenía vidrios polarizados, logró pasar varios puestos de control policial antes de que la pareja fuera arrojada fuera del vehículo.

La noticia de su muerte se propagó rápidamente en India a través de las redes sociales.

Con información de AFP

Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP