• Usando el milenario arte del origami esperan completar las 1.000 grullas que dice la leyenda se necesitan para que se cumpla el deseo de la recuperación de Chávez

Publicado el 25 de ene de 2013 6:10 pm | 6.434 views

Foto: Alexander Gómez / AVN

(Caracas, 25 de enero. AVN).- Una leyenda japonesa cuenta que si deseas algo con mucha fuerza y elaboras 1.000 grullas de papel los dioses te concederán ese deseo que tanto anhelas. Desde este viernes, los trabajadores del Ministerio de Planificación y Finanzas, y la comunidad en general, iniciaron la creación de estas míticas figuras para pedir por la completa recuperación del presidente de la República, Hugo Chávez.

Percibida como un ave de buen agüero, las grullas son un símbolo de paz, esperanza y salud. La técnica para elaborarlas se conoce como origami, un arte de origen japonés que consiste en el plegado de papel para obtener figuras de formas variadas sin el uso de tijeras, pegamento o grapas. Tan sólo se necesita papel y ganas de crear.

“El equipo del Ministerio ha hecho misas, vigilias, y se nos ocurrió la idea, siguiendo esta tradición milenaria, de hacer 1.000 grullas, para pedir por la salud del Comandante”

En este caso, el arte se abre camino para elevar plegarias por la sanación de Chávez, cuya evolución es positiva, tras la intervención quirúrgica del 11 de diciembre pasado.

“El equipo del Ministerio ha hecho misas, vigilias, y se nos ocurrió la idea, siguiendo esta tradición milenaria, de hacer 1.000 grullas, para pedir por la salud del Comandante, por eso iniciamos hoy esta jornada, con mensajes para el Presidente pidiendo por su recuperación”, explicó la directora del Despacho del Ministerio, Irene Le Maitre.

Hizo extensiva la invitación a todo el pueblo venezolano para hacer parte de estas actividades que desde este viernes se realizan, de 9.00am a 3:00pm, en los rincones creativos que estarán ubicados en la planta baja de la sede principal del Ministerio de Planificación y Finanzas y en el piso 7 de la torre Norte, en Carmelitas, Caracas.

“Invitamos al pueblo a que escriba un mensaje en una hoja de papel cuadrado, pliegue su grulla y la deposite en cualquier agencia de los Bancos de Venezuela y Banco Industrial de Venezuela, para hacer esta gran masa de grullas. Miles de hombres y miles de pensamientos unidos tenemos la fuerza de mover montañas”, detalló Le Maitre.

Adelantó que durante un mes estarán habilitados los rincones creativos, para posteriormente exponer en alguna institución cultural, que aún no está definida, todas las grullas elaboradas.

Silvia González, integrante del consejo comunal Casco Histórico Simón Bolívar, en Altagracia, tiene 77 años, y acudió al Ministerio de Planificación y Finanzas, para crear arte y rezar por la salud del Jefe de Estado.

“Para mí esto representa un mensaje de amor que le llegará a nuestro Presidente a Cuba, para que se fortalezca y reciba nuestros mejores deseos. Él es el que nos ha dado Patria, y ha hecho grandes misiones para las familias”, manifestó, al exhibir con orgullo su grulla de color amarillo.

Por su parte, Jesús Álvarez, con el entusiasmo del que reconoce en el arte una vía para hacer visibles las emociones y sentimientos más genuinos, expresó que su grulla morada lleva consigo una inmensa fe, por la total sanación de Chávez y con el ferviente deseo de que regrese pronto a Venezuela.

Una historia para la esperanza

Cuando la bomba atómica cayó en la ciudad japonesa de Hiroshima, el 6 de agosto de 1945, Sadako Sasaki contaba con tan sólo dos años. Una década después, cuando tenía 12 años de edad, los médicos le diagnosticaron leucemia a causa de la radiación que produjo la bomba en su ciudad.

Mientras se recuperaba de la enfermedad, su amiga Chizucho le contó la historia de las 1.000 grullas de papel, a través de las que los dioses conceden deseos. Es así como Sadako se propuso elaborar esa cantidad de grullas por sí misma.

Aunque no lo logró, sus amigos completaron su misión, con la esperanza de enviar un mensaje de paz para el mundo y en contra de las guerras.

Desde entonces, cada 6 de agosto llegan miles de grullas de papel a Hiroshima, desde todos los lugares del planeta. Los niños de la ciudad cuelgas sus grullas en un monumento erigido en memoria de Sadako, con la alegría de transmitir un mensaje de amor global.

Foto: Alexander Gómez / AVN
Foto: Alexander Gómez / AVN
Foto: Alexander Gómez / AVN
Foto: Alexander Gómez / AVN
Foto: Alexander Gómez / AVN
Foto: Alexander Gómez / AVN
Foto: Alexander Gómez / AVN