Publicado el 11 de sep de 2011 8:09 pm |

  comentarios

México, 11 sep (EFE).- En la casa del muralista mexicano Diego Rivera, la cocina, al igual que su quehacer, era un arte. La tradición culinaria que comenzara su madre fue rescatada por su hija Guadalupe y ahora queda a disposición del público en un festival gastronómico.

El restaurante “Los Danzantes”, situado en el barrio de Coyoacán de la capital mexicana, celebra hasta el día 18 de septiembre un festival gastronómico en honor de la pareja de pintores Diego (Rivera) y Frida (Kahlo) ofreciendo a sus clientes hasta 15 platos típicos de la cocina de los Rivera.

Guadalupe, hija de Diego Rivera y Guadalupe Marín, afanosa investigadora de la cocina tradicional mexicana, impulsó en 1986 la reedición del “Nuevo Cocinero Mejicano en forma de Diccionario”, editado originalmente en París en 1888, uno de cuyos originales se encontraban entre los bienes de la familia.

Tiempo después, en 1994, recogió la tradición culinaria de la familia en un libro, “Fiestas de Frida y Diego”, traducido a siete idiomas y uno de los textos de cocina más vendidos en Estados Unidos y en México.

“La tradición la rescata mi madre, que desde niña aprendió a cocinar en la familia y aprendió a hacer sus propia selección de las recetas”, dijo Diego López Rivera, nieto del pintor e hijo de Guadalupe Rivera.

Algunas de esas recetas fueron ofrecidas la noche de este jueves en una cena maridaje ofrecida a los comensales dentro de las actividades del festival.

Diego López Rivera, presente en el acto, fue el encargado de seleccionar el menú. En cada plato, la influencia de la gastronomía francesa y española quedaba perfectamente ligada con la cocina mexicana.

Tarta de cielo a base de arroz, picadillo y huevo; pollo a la valentina; lomo de cerdo relleno y un dulce de almendra como postre fueron las recetas escogidas por el nieto del pintor para esta cena maridaje regada con tres vinos de la bodega mexicana Santo Tomás, un barbera, un tempranillo y un dueto.

Algunos otros platos que el comensal que asista a estas jornadas gastronómicas podrá probar son el pico de gallo al estilo Guadalajara, arroz tricolor, sopa de jocoque, ensalada de frijol negro con rabanitos, trucha a la mexicana o carne en pulque (bebida fermentada obtenida de un cactus).

“La cocina de la familia se expresa en sabores agridulces, en salsas que si bien son picantes, no lo son tanto como en otros lugares del país donde no hay esta influencia francesa”, dijo a Efe López Rivera para definir la especificidad de estas recetas.

Por su parte, el chef del restaurante “Los Danzantes”, Rubén Amador, señaló que las recetas de los Rivera son “caseras” y “nada complicadas, con el toque personal de la familia”.

“El toque personal es que son técnicas sencillas, no son tan complicadas como un estofado o como hacer una reducción de alguna salsa. Son poco especiadas y no están tan condimentadas, son sabores auténticos y genuinos, honestos y reales”, explicó el chef.

Gustavo Muñoz, socio del restaurante, comentó que con estas recetas de la familia Rivera pretenden “revivir el espíritu de Frida y Diego”.

“Los Danzantes” viene dedicando cada mes a la cocina de una región distinta de México, y este mes de septiembre lo quiso dedicar a la cocina de Diego y Frida, muy representativa de su sede, en Coyoacán, según dijo Belem Santana, representante del restaurante.

El Festival Gastronómico de Diego y Frida tendrá lugar hasta el próximo 18 de septiembre, aunque el restaurante pretende hacerlo extensible a todo el mes dado el éxito cosechado hasta el momento.

Gastronomía » en esta sección

buscador