Caponata siciliana, una receta con varias historias

Foto: Come Fare Come Fare

(Caracas, 17 de abril. Noticias24).Llamada también capunata o pisto (en España) es una preparación que tiene muchas variantes, y cuyo origen puede remontarse a diferentes terrenos y épocas, según el historiador que lo narre. También los ingredientes que componen este plato, varían según las recetas narradas por diversas publicaciones gastronómicas.



style="display:inline-block;width:300px;height:250px"
data-ad-client="ca-pub-5621240622619365"
data-ad-slot="3467733937">

Muchos ubican el origen de la caponata en Sicilia, pero admiten que las primeras recetas de este plato tienen una fusión entre la cocina árabe y la española, que se remonta a la época en que la zona de Sicilia pertenecía al imperio griego (Siracusa).

Otros historiadores ubican el origen de la caponata en el imperio romano, ya que en esa época existían tabernas (llamadas “caupona”) para los navegantes, en donde se servían platos sencillos montados sobre rodajas de pan (que es un estilo de servir la caponata).

Los ingredientes varían según la región y las épocas, siendo la berenjena su principal componente (ingrediente que fue introducido por los árabes en Italia allá por el 1600). También se utilizan en su preparación tomates (incorporados a la cocina europea luego del descubrimiento de América) y apio, considerado un elemento más moderno en la gastronomía. No debe faltarle azúcar y vinagre, que son los elementos que le otorgan su sabor agridulce a la caponata.

Aceitunas, alcaparras, atún, huevo cocido, anchoas y hasta carne de langosta de mar en las versiones más sofisticadas, se agregan a gusto para personalizar la receta original de la caponata. Frutos secos tostados como almendras, castañas o avellanas, picados y espolvoreados por encima de la caponata antes de servirla le agregarán una textura especial, crujiente, y acentuará su impacto en el paladar.

1 berenjena, 120 ml de aceite de oliva virgen extra, 2 ramas de apio frescas, 1 cebolla mediana, ½ pimiento amarillo, ½ pimiento rojo, ½ pimiento verde, 400 g de tomate picado en trozos sin piel ni semillas, , 2 cucharadas soperas de vinagre de vino, 4 cucharaditas de azúcar, 1 bote de aceitunas verdes rellenas de anchoa, 3 cucharadas de alcaparras, sal

Comenzaremos cortando en dados la berenjena con su piel y la pondremos con una cucharada de sal a drenar durante 1 hora encima de un papel de cocina o un colador. Cuando pase el tiempo la secamos con más papel y la reservamos. Picamos en trozos iguales el resto de las hortalizas.

En una cazuela ponemos un poco de aceite de oliva y lo calentamos salteando en el la berenjena durante seis minutos. La retiramos a una fuente, bajamos el fuego y añadimos un poco más de aceite, entonces salteamos los dados de apio con cuidado de que no se quemen, durante otros cinco minutos. Retiramos a la fuente de nuevo.

Añadimos otra cucharada de aceite y agregamos los pimientos con una pizca de sal y los cocinamos durante seis minutos, pasándolos de nuevo a la fuente con el resto de las hortalizas cocinadas.

Añadimos finalmente otra cucharada de aceite y salteamos la cebolla otros cinco minutos, aumentamos el fuego y echamos los tomates en dados, dejamos cocinar durante cinco minutos y agregamos el vinagre, el azúcar y seguimos cocinando otros ocho minutos, añadiendo por último a la sartén todos los vegetales salteados junto con las aceitunas en trozos y las alcaparras.

Este sería el momento de añadirle unas anchoas si os apetece. Dejamos al fuego todo otros cinco minutos más y retiramos para que enfríe totalmente, dejándolo en el frigorífico toda una noche para que se mezclen los sabores.

Contenido publicado por: Julio C. Alcubilla B./Fuente:Directo al paladar /Noticias24