Rica receta del Cordon Bleu

Foto: You Tube

(Caracas, 28 de julio. Noticias24) – El cordón bleu es una fórmula que no ha sucumbido antes otras modernidades similares, como es el caso de los sanjacobos o los nuggets. Esta preparación de escalope, jamón y queso, todo ello rebozado, tiene su origen en Francia



style="display:inline-block;width:300px;height:250px"
data-ad-client="ca-pub-5621240622619365"
data-ad-slot="3467733937">

Cordón bleu refiere en primer lugar a esa cinta azul la cual era un símbolo en la cocina antes de dar el nombre a esta receta que perdura hoy en día.

En la época de Enrique III, allá por el siglo XVI, en Francia se distinguía con una cinta azul a aquellas personas que habían recibido la Orden del Caballero del Espíritu Santo, la más alta distinción de la época.

El cordón bleu era una cinta azul que servía de distinción y que la llevaban los mejores cocineros

Esa cinta azul o “cordon bleu” servía también para referirse a aquellos cocineros que sorprendían por su alto nivel a una monarquía muy acostumbrada a los suculentos banquetes en el palacio.

Estos cocineros solían atar sus delantales con una cita de color azul que evocaba aquella distinción. Y uno de ellos, de quien no se conoce el nombre, se inventó una receta que ha sobrevivido durante siglos.

Y es que optó por alterar una forma de preparar la carne tan típica francesa como es el escalope: un filete fino empanado. Por ello, utilizó jamón, queso gruyere y dos filetes para inventar un suculento plato que encantó a los comensales y que, como reconocimiento, se bautizó con el mismo nombre que tan importante distinción.

Evolución de la receta

La misma fórmula, aunque sustituyendo la ternera por pechugas de pollo, es una variante muy popularizada. Los diferentes tipos de quesos que se pueden utilizar en esta preparación, así como las variedades de jamón o incluso bacon o tocioneta ahumada que se incluye en algunas recetas, hacen del cordón bleu una fórmula culinaria con muchos matices.

Es a fines del siglo XIX una periodista francesa, Marthe Distel, comercializo por primera vez el término “cordón bleu” cuando creó una revista de cocina, “La Cuisiniere Cordón Bleu” en 1895.

En el ejemplar de Diciembre de 1895 se escribió “la popularidad creciente de “La Cuisiniere Cordon Bleu” hace sentir a la administración que es su obligación descubrir nuevas formas de satisfacer a aquellos que han apoyado fielmente nuestras empresas; por lo tanto, hemos decidido ofrecer clases de cocina gratuitas para nuestros suscriptores y publicar las recetas enseñadas en esas clases en futuros números de nuestra revista”

La primera clase se llevo a cabo en el Palais Royal de París el 14 de enero de 1896, los primeros instructores fueron los Chefs Charles Poulain, August Colombié y creo que el mas famoso de todos Henri Paul Pellaprat.

Sea cual sea su variante, es importante freír los filetes empanados y rellenos en su punto justo, ya que no es sencillo conseguir que la carne no se seque y quede un interior jugoso.

Pollo a la Cordon Bleu

Ingredientes:
2 libras de pechuga de pollo sin piel y cortada en mitades
3 rebanadas de queso suizo, curado o cualquier delicioso queso venezolano
3 rebanadas de jamón
3 cucharadas de harina
1 cucharadita de pimentón
6 cucharadas de mantequilla
1/2 taza de caldo de pollo
1 cucharada de maicena
1 taza de crema
2 Cubitos de pollo Don Julio

Preparación:

Coloca una rebanada de queso y de jamón en cada pechuga de pollo. Dobla la pechuga sobre el relleno y asegura con palillos de dientes. Mezcla la harina y el pimentón en un tazón pequeño y cubre el pollo con esta preparación.

Calienta la mantequilla en un sartén grande a fuego medio-alto. Cocina el pollo hasta que se dore por todos lados. Agrega el caldo. Reduce a fuego bajo, tapa y cocina a fuego lento durante 15 minutos o hasta que el pollo ya no esté rosado.

Retira los palillos y transfiere la pechuga a una fuente caliente. Mezcla la maicena con la crema y cubitos de pollo Don Julio en un recipiente pequeño, mezcla y agrega a la sartén. Cocina revolviendo hasta que se espese. Vierte sobre el pollo y sirve caliente.

Seleccionado por: Julio C. Alcubilla B./Fuentes: diario vasco/excelenciasgourmet /Noticias24